4 destinos (seguros) para descansar y ver mundo en vuestra luna de miel

4 destinos (seguros) para descansar y ver mundo para tu luna de miel

Después de un año de tomar decisiones urgentes, cambiar de planes, de fechas, de lugares… ¡Os vais a casar!

Luego toca disfrutar de una más que merecida (y esperada) luna de miel en la que descansar y reposar todas las emociones que hemos vivido en el último año. 

Con cada vez más países vacunando a su población y la seguridad y eficacia de los protocolos sanitarios, viajar ya es una realidad.

Y las parejas recién casadas ya no se tienen que limitarse únicamente al territorio nacional para celebrar su luna de miel.

Eso sí, la recomendación que hacen las agencias de viaje, sea cual sea vuestro destino, es mantenerse actualizados de los protocolos y medidas de cada país, además de contratar un seguro de viaje y tener en cuenta las políticas de cancelación de transportes y alojamientos.

4 destinos (seguros) para descansar en tu luna de miel

¿Aún no habéis elegido un destino final? Os contamos algunos lugares que, por su seguridad, su tranquilidad y su encanto, serán perfectos para vuestra luna de miel.

Maldivas

Uno de los grandes destinos que las novias y novios eligen para su viaje.

Si vuestro objetivo es relajaros y estar en contacto con la naturaleza, ¿por qué no reservar unos billetes a Maldivas? Podréis pasar horas tumbados en playas paradisíacas disfrutando de sus paisajes y de su clima, que se mantiene cálido y húmedo durante todo el año.

Y, por si descansar no fuese suficiente, también podréis realizar actividades acuáticas o una excursión por alguna de sus islas desiertas.

Al estar formada de islas pequeñas, controlar la pandemia ha sido más sencillo, lo que hace que Maldivas sea un destino seguro (pero no olvidéis estar al corriente de las medidas).

Grecia

Aunque recomendamos huir de las islas griegas más turísticas, como puede ser Mykonos, hay otros muchos destinos (Icaria o Corfú, por ejemplo) que os supondrán el respiro que buscáis en vuestra luna de miel.

Reservad un hotelito de la costa y disfrutad de estas islas mediterráneas y de su gastronomía, que a veces desconocemos pero que encantará a vuestras papilas gustativas.

Podréis dar largos paseos por los pueblos costeros y visitar enclaves históricos también al aire libre que, al tener un aforo reducido (acordaos de reservar con tiempo), pueden ser visitados de una manera mucho más tranquila y sin tanta gente alrededor.

Con un clima que invita a estar en el exterior, Grecia puede ser el escenario perfecto para una luna de miel segura.

Costa Rica

Otro de los destinos de referencia en el mundo de las lunas de miel, y también uno de los más recomendados en estos tiempos, ya que todos los establecimientos de Costa Rica cumplen rigurosamente con las medidas y harán que os sintáis seguros durante vuestra estancia.

Costa Rica ofrece una gran riqueza de biodiversidad que las parejas más aventureras podrán disfrutar con largos paseos por la selva o probando deportes y actividades como el kayak o el rafting.

Aunque la tendencia del último año es viajar a un destino concreto y no desplazarse, Costa Rica es un país lleno de localidades y bellos espacios naturales que querréis visitar, así que podéis alquilar un coche para disfrutar los muchos rincones de este país tan acogedor.

Croacia

Ganando cada vez más popularidad, Croacia se ha convertido en uno de los destinos europeos más solicitados para las lunas de miel.

¿Queréis un poco de todo? Croacia os deleitará con su vertiente más urbana (en ciudades como Zagreb), los escenarios medievales de Juego de Tronos (que se rodó en Dubrovnik), la naturaleza de sus parques nacionales, sus kilómetros de idílicas playas y alguna de sus 1185 islas (fácilmente accesibles).

Como Grecia, este destino mediterráneo ofrece múltiples posibilidades y ambientes, además de varios alojamientos de lujo (la mayoría con increíbles spas), para pasar unos días descubriendo nuevos lugares y descansando tras el ajetreo de la boda.

Comparte


Sin comentarios

Responde

Tu email no se publicará

16 − 14 =