¿Que tu melena crezca más rápido? Sí, es posible. Y te decimos cómo

Imagen

© Instagram: @ariviere
El cabello suele crecer una media de 1,5 centímetros por mes, o lo que es lo mismo, una eternidad si te has propuestos cambiar de look. Pero eso no quiere decir que no podamos hacer que el proceso sea más rápido. Los profesionales han hablado y nosotras tomamos su testigo para proponer algunas técnicas que puedan agilizar los tiempos.

El crecimiento del cabello comienza en la dieta
Una dieta sana y proteica aporta muchos beneficios a nuestro bienestar y al de nuestra melena. Si te alimentas correctamente, tu cabello crecerá en consecuencia. Alimentos como el salmón, con un alto contenido en omega 3, pueden ayudarte a reforzar tus folículos y hacer que tu cabello crezca más sano y, en consecuencia, más rápido.

Pospón tu corte con productos
Es un mito urbano que haya que cortarse el pelo cado 6 u 8 semanas. Si utilizamos los productos correctos, podemos dilatar los tiempo de corte. Usa champú y acondicionador apropiados, utiliza mascarilla una vez por semana y evita planchas o secadores que puedan estropear de forma más drástica tu cabello. ¡Notarás la diferencia!

Cambia la posición de tu coleta
Las coletas son fantásticas y están de moda. Si eres de la que se recoge el pelo con frecuencia, comienza a hacerlo de una forma diferente y prueba con coletas bajas y más flojas. Las coletas altas y tensas ayudan a que tu cabello se rompa con más facilidad, lo debilita y eso no ayuda a su creciemiento.

Imagen

© Instagram: @oliviapalermo
Camina hacia el oscuro
Todas queremos ser rubias, pero siendo realistas, los tratamientos de aclarado son muy agresivos con nuestro cabello y esto repercute en su fuerza y, por extensión, en su crecimiento. Lo debilita, lo hace más propenso a las roturas. Por eso, si quieres un cabello rubio, lo mejor es que te lo dejes corto; en largo, será demasiado difícil de cuidar.

Cepíllatelo mejor
Cuando cepillamos nuestro cabello estamos haciendo que la sangre fluya por nuestro cuero cabelludo, la sangre se mueve y eso hace que a nuestros folículos lleguen los nutrientes necesarios para su bienestar, favoreciendo así el crecimiento del pelo. Cepíllate con suavidad, desde las puntas hacia arriba, poco a poco. Si lo haces con demasiada intensidad podrías romper tu pelo.

Comparte