Los trucos definitivos para que tu bronceado dure más

Imagen

Luna Beach Summer
Llega el final de agosto, y con él, la inevitable pérdida del moreno que tanto esfuerzo -y horas soportando el calor- ha costado conseguir. Por eso, si quieres que dure más tiempo, no te puedes perder todas las tips  que hemos preparado para conseguirlo.

Hidrata. En verano, debido a la agresión del sol y los cloros de las piscinas, la piel se encuentra en peor estado que el resto del año. Por ello, es importante aplicar a diario productos hidratantes por todas las zonas del cuerpo. Con ello, se evita dejar de lado aquellas que, por su ubicación o naturaleza, son más propensas a sufrir el «pelado postveraniego».

Exfolia. La Academia Española de Dermatología señala como conveniente tras la época estival, el empleo de exfoliantes corporales suaves durante las últimas semanas del verano. Estos mejorarán la penetración de las cremas hidratantes.

Purifica. Acabar con las impurezas y las células muertas. No creas que al eliminar esa primera capa superficial de la piel arruinarás tu bronceado, sino que la limpias de impurezas y eso la hará lucir más sana.

Bebe agua. La hidratación comienza en el interior, si dentro no estamos sanos, nunca podremos parecerlo por fuera. Y recuerda que el agua es uno de los trucos de belleza por excelencia.

Vitamina A. Esta vitamina te ayudará a expulsar los antioxidantes para mantener tu cuerpo sano. Además colabora en la regeneración celular y potencia la pigmentación de la piel. Hablamos de alimentos como el melón, los albaricoques o la zanahoria. Te ayudarán.

Agua fría para tu piel. Antes de que llegue el frío, aprovecha y dúchate con agua fresca. No solo favorecerá a tu circulación, sino que además evitará la deshidratación que puede provocar el agua caliente sobre la piel. Combínala con un aceite hidratante para un resultado óptimo.

Comparte