Las tendencias ‘beauty’ que conquistarán a todas las amantes del cuidado personal

Este año 2019 que nos acaba de dejar, ha sido un año transformador para las tendencias de belleza. Por ejemplo, en el mundo del maquillaje, muchas profesionales (como Pat McGrath) nos han enseñado el poder de las redes sociales para marcar su estilo. Mientras tanto, ha sido el gran año del asentamiento de la cosmética natural, la vuelta a los 90 en cuanto a colorido facial y hemos creado la generación de cosméticos más inclusiva de la historia. Y esto es sólo el principio.

Tus regímenes estéticos, más simples que nunca
Aunque las esencias, las ampollas y las mascarillas siguen siendo rituales extendidos, el año que empieza se aventura como el momento en el que el proceso ‘beauty’ se simplifica. Caminamos en un sentido en el que los procesos de tratamiento facial multi-step se van alejando de nuestro día a día en detrimento de los productos multi-función. La nueva era de tecnología estética propone productos 3-en-1 más avanzados y con una eficacia nunca vista antes.

La cosmética asiática ya tiene un nombre: J-Beauty
Será por su culto a la belleza, por lo estético de sus pieles o por el fantástico precio de sus productos, pero la cosmética asiática ha ido poco a poco copando las estanterías de nuestras casas. Este 2019 se pronostica como el año de la cosmética japonesa, que está dando un golpe de efecto más que notable. ¿Las razones? Las encontramos en gamas de producto a base de esencias híbridas potentísimas y componentes naturales que avalan sus efectos. Aunque a nosotros sólo nos lleguen las colecciones más caras de firmas como Shiseido o  Canebo, poco a poco iremos descubriendo todos los productos que nos pueden ofrecer.

Cosmética verde que lucha contra la polución
​El punto de mira, ahora, lo ponemos en el nuevo (o no tan nuevo) agresor de nuestro cutis: la contaminación. La venta de productos naturales que luchan contra este tipo de bacterias va en aumento y espera generar más de tres millones de euros de beneficio en este año (sólo en España).

Pero la industria no se estanca y ya se están estudiando fórmulas para combatir a otros agresores de nuestra piel relacionados con el medioambiente como son el aire acondicionado, la calefacción o incluso contra las bacterias que encontramos en las oficinas o en el transporte público. 

Las tendencias cambian y la vida (cada vez más frenética) no nos permite descansar. En el año en el que “todo” estaba inventado, viene Internet y lo cambia todo. La recomendación: no te quedes atrás.

Comparte