La crema que cuida de la piel madura (y no, no tiene nada que ver con la edad)

Cuidar la piel madura
© Liven Photography

La piel madura se tiende a asociar a la de una persona de avanzada edad, sin embargo, esto no tiene porque ser del todo correcto. El envejecimiento de nuestra piel depende de factores genéticos, pero también de nuestro estilo de vida.

Seguramente has escuchado infinidad de veces hablar sobre pieles maduras y los múltiples tratamientos y productos existentes dedicados exclusivamente a este tipo de piel. 

¿Sabes realmente a qué se refiere el término “piel madura”?

La piel madura es una condición de la piel que depende de cada persona, sobre todo de los factores asociados a la genética de cada uno y también al exposoma que es el responsable del 75% del envejecimiento de la piel y que engloba factores externos que forman parte de nuestro estilo de vida como la radiación solar, la contaminación, el tabaco, el clima, la alimentación, el estrés y la falta de sueño. La piel tiende a la sequedad, falta de elasticidad y luminosidad, así como, aparición de irregularidades en la pigmentación. 

Teniendo esto en cuenta, sólo el 25% del envejecimiento de la piel tiene que ver con factores genéticos, el resto, un porcentaje muy alto, está en nuestras manos para nutrir e hidratar en profundidad. 

Los mejores productos para cuidar la piel madura

Laboratorios BABÉ recomiendan cuidar las pieles maduras con productos específicos que den solución a las características mencionadas anteriormente. Su nueva línea HEALTHYAGING+ es capaz de proteger la piel frente a los daños del exposoma, causante del envejecimiento cutáneo, corrigiendo las arrugas, la flacidez y la falta de uniformidad en el tono.   

HealthyAging+, basada en la epigenética, es una sinergia entre los activos más eficaces y avalados de la cosmética y los más innovadores frente a los signos del envejecimiento y su prevención, combinados en unas fórmulas que respetan hasta las pieles más sensibles. 

Una combinación única de activos multifunción seleccionados para cubrir la acción protectora frente al exposoma, la acción correctora y preventiva frente a los daños causados, y la acción inmediata y visible sobre estos signos.  

Comparte