Guía de belleza para novias. Las rutinas, día a día, para la semana antes de la boda

Guía de belleza para novias
© Graciela Vilagudín

En una semana es tu gran día, llevas meses organizando todo (flores, mesas, menú…) y ahora solo quedan los preparativos para sentirte bien y cuidarte. ¿Necesitas una guía de belleza para novias?


Aprovecha estos últimos siete días para mimarte. Céntrate en cuidar tu piel, controlar tus niveles de nerviosismo y dar los últimos toques para lucir perfecta, segura y cómoda el día de tu boda.

Como puede ser complicado saber por dónde empezar, hemos creado una pequeña guía para que, esto también, lo tengas controlado.

Guía de belleza para novias

Acude a un centro profesional para hacerte un último tratamiento facial cuyo objetivo sea hidratar y calmar la piel para que tenga más brillo y luzca fresca el día de la boda.

También es un buen momento ir a la peluquería y hacer unos últimos retoques antes de la boda: sanear las puntas, teñir o hacer algún tratamiento de hidratación para el cabello.

Guía de belleza para novias

4 días antes

Acude a tu centro de confianza para depilarte las cejas según el diseño que mejor se adecúe a tus facciones. Aunque creas que puedes hacértelas tú en casa, no es momento para experimentar y nada como confiar en un buen profesional.

Y además de las cejas, lo más recomendable es depilarte las piernas también unos cuatro días antes. No lo dejes para el último día; evita irritaciones y da tiempo a que tus piernas se recuperen.

3 días antes

El gran día se acerca, así que toca ultimar detalles de tu rutina de belleza pre-boda.

Si has decidido broncearte, es el momento de hacerlo. Eso sí, no sin unos meses antes haber probado el tono y haberte asegurado de que es lo que quieres. ¡Mejor no improvisar en este aspecto!

Guía de belleza para novias

Y como seguro que los nervios están a flor de piel, aprovecha y ve a darte un merecido masaje relajante.

2 días antes

Tus manos y tus pies también merecen sus cuidados, así que pide cita para la manicura y la pedicura (mejor semipermanente o shellac para que el esmalte aguante más y no se rompa).

Y si quieres un extra de cuidados, pide también un tratamiento de hidratación (o incluso un masaje) para manos y pies.

Y ya en casa, realiza una suave exfoliación de la cara y aplica una mascarilla hidratante (si tienes la piel seca) o purificante (si tu piel es grasa). Por supuesto, asegúrate de que has probado los productos anteriormente y aún mejor si te los ha recomendado una persona experta.

Aunque es importante acudir siempre a centros profesionales, la exfoliación que te hagas dos días antes de la boda es mejor que sea en casa, ya que en los centros las exfoliaciones suelen ser químicas y más agresivas con la piel, nada recomendable a tan pocos días de la boda.

El día de antes

Ya solo te queda relajarte lo máximo posible, beber mucha agua y el mejor consejo de belleza que hay: dormir, que al día siguiente te casas.​

Comparte