Estos son los tratamientos necesarios, para llegar radiante al día de la boda (y son muy sencillos)

Imagen

Maquillaje, Adela Domínguez, Fotografía: Boquerón á Feira
Se acerca el tiempo de boda y ¡socorro! No sé que hacer. ¿Por dónde empezar?

Desde tu cabello hasta el maquillaje, tu perfume o incluso la preparación e tu moreno para la luna de miel, TODO es necesario para lucir fantástica el día B y claro, a veces, la situación nos sobrepasa. No te preocupes, hoy te ofrecemos algunas tips que, seguro, te harán la vida un poquito más fácil, porque son muy sencillas pero efectivas. Palabra de BOGA.

La piel

Nunca es demasiado temprano para cuidar la piel y prepararla para que esté perfecta. Los expertos recomiendan al menos tres meses de trabajo para regular los niveles de nuestro rostro y conseguir una piel jugosa y radiante. El consejo principal es NO echarse ningún producto nunca antes probado las semanas previas a la boda, pues puede arruinar un trabajo de meses y la piel es un órgano que nunca dejará de sorprendernos.

¿Lo más recomendable? Si te vas a decantar por una preparación DIY, es decir, en casa, aprovecha las mascarillas suaves, son geniales y te proporcionarán brillo y tersura a la piel. Algún masaje linfático sobre nuestro rostro, aunque sea a nosotras mismas (aunque mejor con profesionales) te ayudará a potenciar la circulación y así lucir más radiante, si cabe.

Maquillaje
La cara es el espejo del alma y el día de nuestra boda tiene que ser simplemente perfecto. El maquillaje, tiene mucho que decir en eso. Es cierto, si hemos trabajado nuestro rostro con anterioridad, el maquillaje será un mero trámite, pues no es lo mismo maquillar un rostro jugoso que uno lleno de imperfecciones.

Si te vas a decantar por un maquillador/a profesional, es mejor que habléis de cuáles van a ser los productos, colores y texturas con anterioridad. Como sabes, son expertos. Nadie mejor que ellos será capaz de indicarte qué se adapta mejor a ti. Si te vas a atrever tú sola con el make up, cuidado con los productos que usas, no escatimes en calidad.

Y un consejo, una cápsula de ácido hialurónico bajo los ojos antes del maquillaje te refrescará y te hará vibrar la piel de manera instantánea.

Uñas
Muchas veces no le prestamos demasiada atención a la uñas. Es ese detalle que dejamos para última hora porque “se soluciona rápido”, pero, ¿te has parado a pensar cuánto de importante es el momento en que el anillo de compromiso alcanza tu dedo?, ¿has pensado en la de fotos que quedarán para el recuerdo? No te arriesgues a no tenerlas a tono.

Si tus uñas deben ser gravemente rescatadas, ponte a trabajar en ellas con anterioridad. En cualquier caso, el día previo a tu boda no puedes faltar a la cita con tu nail expert, que te ayudará a ponerlas perfectas.

¿Lo ideal? Piensa en tu vestido, en tu look y aproxímate a él a través de tus uñas. Puedes elegir un polish glossy, mate o creativo. Si tienes dudas, pregúntale a los profesionales, nadie mejor que ellos sabrán cómo aconsejarte y orientarte hacia la mejor opción.

Perfume

No, no es un tema menor porque no se vea en las fotos. A veces, los seres humanos, nuestra memoria funciona mejor a través de los olores que a través de las imágenes, así que antes de menospreciar este detalle, siéntante a pensar. ¿A que ya no te parece tan trivial?
Elegir una fragancia, es algo muy personal.

Hay novias que se mantienen clásicas y quieren mantener el perfume “de toda la vida” y las hay que quieres experimentar con un olor nuevo el día de su boda. Para decidirte debes hacerte esta pregunta, ¿cómo quiero recordar la boda el resto de mi vida?

​En olores no hay nada escrito y tampoco nada es erróneo. Así que no tengas miedo a equivocarte, sólo deja tu esencia.

Comparte