Cómo sobreponerte a los excesos de la Navidad (y no morir en el intento)

Sé sincero contigo misma, es más que probable que durante estas dos jornadas de fiesta te hayas pasado un poquito con el turrón y el champagne. Durante la celebración, todo es diversión y nadie piensa en el mañana, pero es ese día (el mañana, es decir, hoy) cuando nos echamos las manos a la cabeza llenas de arrepentimiento por todos los excesos cometidos. 

Un arrepentimiento que, seamos realistas, no durará eternamente (sólo hasta la próxima jornada de celebración). Mientras tanto, entre comilona comilona ¿Sabes como hacer que el efecto de los excesos sea menos dañino? El equipo BOGA ha estado investigando y creemos que (aunque las dietas milagro y los milagros en sí mismos no existen) esto es lo que más se aproxima.

​No te sometas a una dieta estricta
Sí, sabemos que el día después del empacho no te sientes en tu mejor momento, pero no por eso prives a tu cuerpo de manera drástica porque el próximo día que vuelvas a comer, el efecto será rebote. Es una práctica que todos conocemos pero parece que se nos olvida cada año. Come normal, menos, pero de todo; y si puede ser cinco veces al día, mejor.

Di sí al elixir de la vida
El agua, ese bien tan preciado será tu mejor aliado en las resacas alimentarias de estos días. Mucha gente te dirá que debes comer alimentos verdes, mucha vitamina C y una amplia cantidad de batidos y zumos diuréticos. No están mal, pero como consejo, decir que una dieta equilibrada acompañada de una alta cantidad de agua, (pero alta, es alta) será tu mejor alternativa. Apúntate a la opción más económica que (por una vez) es la más eficaz.

Desintoxícate
Podemos negarlo hasta la saciedad pero los excesos también vienen dados en gran medida por los vinos y las copas post-cena. Ponerle fin a las odiosas resacas se convierte en un reto más difícil cada año. Pero te traemos la solución y no pasa por acudir a la caja de ibuprofenos, no. Además de la ya mencionada agua purificadora, tenemos otros productos que pueden ayudarnos a una rápida recuperación. Son el pepino y el agua de coco. Dos alimentos que, dado su alto porcentaje en agua, son extremadamente hidratantes y beneficiosos. Tenlos siempre a mano.

Intenta organizarte
Según apuntan los expertos una de las principales razones que nos lleva a engordar es la falta de planificación, o lo que es lo mismo, descontrol en nuestras comidas. Organízate, hazte una planificación de tus comidas semanal que te ayude a comer de forma ordenada y equilibrada todos los días. Porque un día nos podemos pasar, siete, ya nos parece abusar.

Comparte