Cómo conseguir (de forma muy rápida) un make-up de cine

Imagen

Bobbi Brown concealers
​Laura Vila – Seguro que has vivido ese típico día en que después de dedicar horas y horas a tu trabajo, tienes una cena, gala o evento. Evidentemente en estos casos siempre cunde el pánico porque nunca hay tiempo de preparar nuestro maquillaje como nos gustaría, por ello hemos seleccionado unos tips rápidos para que le ganes la partida al reloj sin renunciar a ir perfecta. Así que no pierdas detalle, ¡lo agradecerás!

Éstos son los pasos

Prepara tu tez extendiendo con movimientos suaves una crema hidratante por todo el rostro; a continuación, es importante que hagas uso de un primer o pre-base para asegurarte de la duración de tu maquillaje; este puede ser líquido, con textura de gel o cremoso, lo importante es que te centres en la zona de la frente, la barbilla y los pómulos, para lograr así un efecto sedoso y de larga duración una vez extiendas la base.

A la hora de aplicar el corrector hay opiniones para todos los gustos: mientras hay quienes lo utilizan antes de la base para cubrir la zona del contorno de los ojos y las rojeces, también hay quienes prefieren aplicarlo después de la misma. Pero en este último caso, ¡ojo! es muy importante que el corrector se asemeje lo más posible al tono de tu piel, de lo contrario, se notará su efecto y el resultado no será nada favorecedor.

Imagen

L´Oreal Paris make up tutorial
Una vez tenemos base y corrector en regla, comenzamos con la zona de los ojos. Como en este caso estamos comentando los pasos a seguir en un fast make-up, vamos a realzar la mirada del modo más natural posible.

Comenzamos eligiendo una sombra de ojos en tonos cálidos, como el nude o el beige para homogeneizar el color de la zona del párpado; a continuación, extenderemos un color un poco más oscuro de la misma paleta por la zona exterior del mismo en movimientos continuados hacia la cuenca de forma que se difumine con el anterior. Por último, aplicaremos el ítem estrella, el rimmel, progresivamente desde el interior hacia el exterior de las pestañas.

Imagen

Superstay lipstick
Seguidamente y con una brocha, podemos aplicar polvos de sol por la zona debajo del pómulo hacia la barbilla, algo que nos ayudará a conseguir un efecto contouring sin la necesidad de emplear una paleta que sea directamente para este fin.

Como no podía ser de otra manera la joya de la corona se deja para el final, y sí, esta es la barra de labios. ¿Nuestra apuesta? No importa el color, siempre y cuando sea de larga duración, así evitaremos los dichosos retoques y podremos disfrutar del acontecimiento sin complicaciones.

Así que ya sabes, la falta de tiempo nunca más será una excusa, prepara tus utensilios de belleza y pon en práctica los consejos que aquí te contamos para ir radiante aun cuando las manecillas te lo ponen difícil.
Comparte