Las tips en clave de protocolo para madrinas. ¿Qué vestir y qué no?

protocolo para madrinas
© Liven photography

El protocolo para madrinas en clave de estilo. ¿Qué vestir? ¿Cómo vestirlo? Las claves para acertar

La madrina de una boda es una de las protagonistas del día. De hecho, después de la novia, es quizá la mujer que más miradas y flashesatrae. Tener la posibilidad de ser la madrina del enlace de un ser querido (generalmente de un hijo, pero no tiene por qué) es, por un lado una alegría,  pero también una responsabilidad. El protocolo es muy concreto en cuanto a las madrinas se refiere, pero a veces puede suscitar dudas. ¿Cuál es el largo del vestido que debe llevar? ¿Pamela, tocado o mantilla? ¿Los vestidos estampados son una opción? Resolvemos dudas.

El vestido de la madrina ¿largo o corto?

A pesar de que el protocolo no es férreo y puede sufrir modificaciones con el paso de los años, es importante tener claro cuáles son las normas básicas, para que nos sirvan como punto de partida.

La madrina es, junto a la novia, la única que puede lucir vestido largo el día del enlace, tanto si la boda se celebra de día como de noche. Pero debemos tener en cuenta que, en caso de no ser largo, nunca puede ir por encima de la rodilla. Este requisito es fundamental. 

La tradición también dice que si el novio luce chaqué, la madrina deberá usar vestido largo sea la hora del día que sea.

Otro de los puntos donde hay que poner atención, es sin duda el de los escotes. No deben ser demasiado prominentes, el menos es más, nunca cobró tanto sentido.

protocolo para madrinas
© Álvaro Arribi

¿Y el color?

Como cualquier otra invitada a una boda, es importante evitar colores claros como el blanco, beige, marfil… Los colores ideales dependerán, en cierto modo, de la hora del día a la que se celebre la boda. Por ejemplo, si la ceremonia es de mañana, los tonos pastel o ligeramente empolvados se ajustan perfectamente a la ocasión. Si la ceremonia es de tarde, podemos oscurecer el tono del vestido: azules, verdes, granates…

Tan solo debemos evitar dos líneas rojas: el negro como color para la madrina se descarta, dadas las connotaciones que acarrea, así como los estampados muy llamativos. Tampoco es deseable ver vestidos con mucha ornamentación, lentejuelas o brillantes, si la ceremonia es de mañana. La elegancia debe primar.

protocolo para madrinas
© Pablo Laguía

¿Tocado, pamela o mantilla?

El protocolo dice que si el novio viste chaqué, la madrina debe lucir mantilla. Tradicionalmente negra, es el complemento estrella de cualquier madrina, pero con el permiso de la novia, podrás elegir un tono más vivo como el crudo o el beige. 

Como consecuencia de esa evolución de las tradiciones, es perfectamente posible que una madrina luzca mantilla aunque el novio vista traje, a priori no es un problema.

No todas las madrinas se sienten cómodas con mantilla, así que siempre se puede optar por la opción del tocado; si no es muy grande, mejor.

Las pamelas solo están permitidas para las bodas de día y si el novio no usa chaqué. Además, no se deberá llevar con traje largo, solo si el vestido es midi o por debajo de la rodilla.

Es importante que la madrina se sienta cómoda con el complemento que elija ya que, según marca el protocolo, tanto si elige mantilla, tocado o pamela no podrá quitarlo en ningún momento.

Más protocolo para madrinas


Si quieres tener todo bajo control, hay algunos extras que es importante tener en cuenta. 
Los guantes son el complemento perfecto, ya que el protocolo dicta que los brazos deben estar cubiertos, aunque recuerda que para la ceremonia y el convite, debes retirarlos.

En cuanto a las joyas, vuelve a primar la elegancia. Las perlas o las piedras naturales serán un buenas aliadas.

Comparte