Las razones por las cuales querrás casarte en invierno

Ya van pasando las fiestas, en realidad, todos (aunque con un extraño amargor) queríamos que terminasen, no lo vamos a negar. ¿Y que nos queda ahora por delante? Uno de los meses más largos, fríos y (lo que es peor) sin festivos a la vista: enero. Por eso, ¿qué mejor manera de hacer más divertido y entretenido este mes que celebrando la boda de tus sueños? Cada vez son más las parejas que se decantan por el plan invernal, así que si tenías dudas, ahora te vas a convencer (del todo). 

Uno de los motivos es la agenda. Piensa que poca gente se casa en estas fechas, por lo que a la hora de reservar cualquiera de los servicios que requieras, no tendrás problema alguno. Pero no sólo eso, si no que tus invitados podrán reservar el día para vosotros y nadie faltará a la ceremonia. El verano es una época de planes, viajes y eventos. Siempre es más frecuente que alguien falte a la cita.

Otro de los motivos es el tema estético, más específicamente, el tema fotográfico. Los paisajes invernales y la iluminación de estos meses aportan una luz perfecta y especial para unas fotos únicas. Vuestro álbum de fotos será especial.

La luna de miel se convierte en una razón más para elegir la época invernal. Esta época del año se convierte en una fuente de inspiración para los enamorados viajeros. Laponia o ver las auroras boreales se convierten en una opción alternativa más que original y diferente.

¿Te hemos convencido de que las bodas de invierno son especiales? Ahora te toca dar el paso y convertirte en una pareja diferente.

Comparte