Por qué Laura Ponte se colará en tu lista de ‘fav designers’

Imagen

@iamlauraponte
Lo confesamos: Nos encantan las mujeres que se hacen a sí mismas y que pelean por convertirse en lo que quieren ser, sin importarles las consecuencias. Las que tienen un objetivo y lo persiguen. Así es como podemos describir la trayectoria de la modelo, pintora y ahora diseñadora gallega, Laura Ponte.

Se describe como una rebelde que no quiere ser como las demás. Siempre ha querido mostrar su creatividad y, en los vestidos de novia, ha encontrado el canal perfecto. Durante años ha sido una de las top models más populares (y pagadas) del mundo, pero según ha declarado en numerosas ocasiones, era un mundo que no le llenaba. Por eso se ha volcado en un proyecto personal que le permite transmitir lo que lleva dentro.

Nunca se ha propuesto crear una marca propia, de hecho, ella trabaja a través del boca a boca: La gente le solicita diseños y ella los crea, sin necesidad de lanzar colecciones o de publicitarse demasiado, de hecho, se define “alérgica” a las redes sociales.

Imagen

© Alejandro Salido
Imagen

© Alejandro Salido
Hace un año escaso, una amiga (que vemos en la foto en la parte superior) le pidió a Laura Ponte que le diseñara su vestido de novia. El resultado, espectacular, fue un auténtico éxito e inundó las redes sociales.

El vestido era un diseño color champán, en seda natural. En la parte delantera, destacaba un cuerpo de escote en pico rematado con apliques de cristal, que se extendían a la parte trasera. Sin duda, la estrella del wedding gown. El escote de la espalda, de inspiración geométrica, aportaba el carisma y la sofisticación que el diseño necesitaba. La falda, aderezada con un vuelo muy sutil, iba coronada por una mantilla antigua, que pertenece a la familia de la novia.

A partir de este primer éxito comienza a ganar popularidad. Su trabajo artesanal (ella elige personalmente los tejidos y su confección) viaja ya por todo el mundo y es un claro reflejo de su estilo personal y transgresor.

Imagen

© Alejandro Salido
Laura Ponte es una mujer libre y particular. Un auténtico icono de estilo. Constantemente intenta alejarse de ese pasado con el que se relaciona su nombre, que, sin duda, hace referencia al que fuera su marido, Beltrán Gómez-Acebo, y que durante mucho tiempo la mantuvo en las páginas de actualidad de la prensa rosa.

Ahora, construye su propio camino, ha encontrado su pretexto y, lo más importante, se identifica con él.

Comparte