Los ‘bridal looks’ más alternativos y recordados de todos los tiempos (que siguen siendo tendencia)

Imagen

© Bianca Jagger
No todas las novias, el día de su boda, optan por el clasicismo y la tradición. Y si son celebrities tampoco. La diferencia y la oportunidad de expresar el verdadero ‘yo interior’ ha sido una constante a lo largo de los años, especialmente en las fechas más señaladas.

Elizabeth Taylor fue esposa ocho veces y vistió casi de todo; desde un vestido tradicional de satén y encaje color marfil, de Helen Rose, para casarse con Conrad Hilton en 1950, hasta un vestido de seda verde para darse el ‘sí, quiero’ con Eddie Fisher nueve años después. Nuestro favorito, sin embargo, es el vestido babydoll de gasa amarillo que usó la primera vez que se casó con Burton, en 1964.

Yoko Ono y Jane Fonda, por ejemplo, también optaron por minivestidos en sus bodas. Y el color también ha protagonizado más de una sorpresa en el mundo de las bridal celebs. Desde los años 50 hasta hoy, estos son los looks de novia alternativos que más nos han inspirado (y que siguen siendo tendencia).

Imagen

© Boda de Marilyn Monroe y Arthur Miller
La estrella del cine se casó con el dramaturgo Arthur Miller el 29 de junio de 1956 en Nueva York. Monroe usó una falda lápiz, camisa y guantes en el juzgado para la ceremonia de cuatro minutos, y un vestido ajustado de Norman Norrell y un velo hasta la barbilla para la recepción de la boda en la casa de Westchester de Kay Brown, el agente de Miller, tal y como vemos en la imagen.
Imagen

© Boda de Elizabeth Taylor y Richard Burton
​Para su sexta boda en 1964, la primera de las dos veces que se casó con el actor Richard Burton, Taylor eligió un vestido amarillo mostaza con un tocado de margaritas en cascada que sigue inspirando a novias y estilistas de todo el mundo.
Imagen

© La boda de Frank Sinatra y Mia Farrow
Mia Farrow y Frank Sinatra se casaron el 19 de julio de 1966 en contra de toda la opinión pública del momento, que mantenía que la relación no tenía ningún futuro. Mia era 29 años más joven que él. Cuando se conocieron ella tenía solo 19 años y él 48. La diferencia de edad junto al moderno corte de pelo que lució la actriz el día de la boda, hicieron del evento una jornada comentada por prensa de todo el mundo. El peinado adelantaba un estilo Twiggy que sería muy popular en la época.

El look constaba de dos piezas; sencillo y elegante.

Imagen

© La boda de Audrey Hepburn y Andrea Dotti
El vestido de novia más famoso de Audrey Hepburn es el de Givenchy que usó para su papel en Funny Face. Pero el look que usó para su segundo matrimonio, con el  psiquiatra italiano Andrea Dotti, también se convirtió en icónico. La actriz se decantó por un minivestido rosa con cuello alzado de Givenchy. Como tocado, lució un pañuelo. Terminó el look con medias blancas, zapatillas de ballet y guantes.
Imagen

© La boda de Bianca y Mick Jagger
Si hay un vestido de boda icónico que no podía faltar en la lista, ese es, sin duda, el de Bianca Jagger. Para su boda en St Tropez con el líder de los Rolling Stones, Mick Jagger, el 13 de mayo de 1971, Bianca vistió Yves Saint Laurent de la cabeza a los pies. Con la chaqueta de corte bajo Le Smoking, famosa por haberla usado sin nada debajo, la falda midi y el sombrero con velo de ala ancha, se convirtió en la novia alternativa definitiva.
Imagen

© La boda de Emily Ratajkowski y Sebastian Bear McClard
La top model, empresaria y novia resueltamente discreta, Emily Ratajkowki, vistió un traje pantalón mostaza de Zara y un sombrero fedora negro para su boda con Sebastian Bear McClard, celebrada en Nueva York en 2018. ¿Su único guiño sutil a la tradición nupcial? El detalle de malla en forma de velo en su sombrero.
Imagen

© La boda de Keira Knightley y James Righton
La actriz protagonista de Orgullo y Prejuicio, eligió para su boda, en 2013, con el músico James Righton, un vestido de Chanel ruborizado que había usado anteriormente en los BAFTA de 2008, con una chaqueta corta de Chanel en la parte superior.

Más tarde reveló que había tenido un segundo vestido Valentino personalizado para la ceremonia, que era largo y estaba decorado con flores rosas.

Comparte