El jardín impresionista de Barcelona o lo que es lo mismo, la colección de Pronovias 2019

Los más de 1500 invitados a la inauguración de la Barcelona Bridal Week, se adentraron ayer en un jardín del pintor francés Monet como si de un cuadro impresionista se tratase. Pronovias presentaba In Bloom, el último trabajo su director creativo Hervé Moreau. Y no defraudó. 

Era la primera vez que abrían la semana grande de la moda nupcial de Barcelona (ya que normalmente la clausuraban) y el casting fue de excepción: Blanco Romero, Lucía Rivera (madre e hija que han desfilado juntas por primera vez), Blanca Padilla o Cindy Bruna son solo algunos de las modelos que dejaron boquiabiertos a los espectadores. 

Imagen

Blanca Romero y Lucía Rivera durante el desfile
Todos los que digan que las novias no pueden ser sexys cambiarán de opinión al ver a la modelo holandesa Romee Strijd abrir el desfile: Escote infinito, mucha decoración floral y una transparencias de vértigo hacían de este diseño un sueño para cualquier novia.
A ella le siguieron un largo etcétera de grandes modelos que lucieron las tendencias más innovadoras de la temporada. Una colección que muchos dicen renovada, por incluir por primera vez diseños con pantalones y monos. Aunque la marca sigue fiel a su sensualidad, a los apliques florales, al corte sirena y al efecto tatuaje en sus vestidos.
El desfile de Pronovias también nos transmitió que la tendencia off-shoulders se quedará con nosotras un año más y que, las transparencias (especialmente las laterales) tienen mucho que decir esta temporada. Novias modernas (más de lo habitual) y mucho glamour en una noche que quedará en el recuerdo de todas.
Comparte