Vestir a los pajes de boda como las familias reales, palabra de aristócrata

Vestir a los pajes de boda como las familias reales, te contamos cómo adaptar los looks de la aristocracia a tu boda.

Vestir a los pajes de boda como las familias reales

Las bodas aristocráticas no solo inspiran a los mayores, sino también a los invitados más pequeños de las bodas.

Las niñas y niños de arras también han sido protagonistas en los enlaces que, en lo que llevamos de año, han unido a parejas de la alta sociedad.

Vestir a los pajes de boda como las familias reales

Las tendencias en moda infantil de ceremonia han llegado, y las hemos empezado a ver en las revistas, pero hoy queremos acercártelas un poco más para que os inspiren a ti y a los más peques de la boda a la hora de elegir sus looks.

A juego con las novia y el novio

Aunque cada año se reinventa, esta tendencia pisa siempre fuerte.

Combinar el traje de los niños de las arras con el bridal look de la novia o el novio es un acierto. Se sentirán especiales y es un modo más de conseguir esa homogeneidad en el estilo de la boda.

Las niñas de las arras de la boda de los condes de Osorno lucían unos cuellos del mismo tejido que el velo de la novia.

Además, tanto las niñas como los niños llevaban detalles en sus trajes en tonos tierra, a juego con la paleta de colores de la boda y del vestido de la novia.

Tonos claros y crudos

Buscando esa armonía con el vestido, normalmente blanco, de la novia, los trajes de las damitas y pajes tienden a ser de colores crudos, tonos tierra o incluso blancos.

Tejidos

El tul nunca falla, y esta temporada volvemos a verlo.

Son tejidos que los niños lucen con alegría y que, lejos de resultar demasiado llamativos, dan un aire y una sensación de frescura y naturalidad.

© Nanos

Detalles en el cuello

Como vimos en la boda de Carlos Fitz-James Stuart y Belén Corsini, los cuellos se han convertido en una de las grandes tendencias.

Normalmente de encaje y con detalles, los cuellos dan un toque diferente y más original al traje, haciéndolo único, elegante y especial.

Igual que los cuellos, los cinturones o los tirantes son un buen elemento para incluir un motivo o un tono que combine entre los diferentes trajes de los niños.

Otra opción similar pero más sencilla es la  lazada al cuello.

Comodidad

Si la boda es este verano, piensa en las niñas y niños y elige para ellos un traje ligero y con el que no pasen demasiado calor.

Tejidos como la seda o el lino son una gran idea, y también diseños como los pichis, que además son muy cómodos y relajados, ¡perfectos para bodas en el campo o la playa!

Muchas casas de moda ya han sacado modelos que huyen de la cotidinanidad y son aptos para ceremonias.

Comparte


Sin comentarios

Responde

Tu email no se publicará

3 × tres =