Una invitada, un tocado. Qué diseño elegir según tu estilo

tocados de invitadas

De todos los tipos y para todos los estilos, los tocados son uno de los complementos estrella para invitadas.

No solo te sacan de un apuro a la hora de elegir un peinado original, ya que los tocados aportan ese toque diferente, sino que también pueden realzar las facciones de la cara y aportar luz a tu rostro.

Los hay de diversas formas, tamaños y colores e incluso personalizables, para que puedas escoger tú misma los materiales y colores y te asegures de que combinan a la perfección con tu vestido y con tu estilo.

Por eso en este artículo queremos enseñarte algunas de las múltiples opciones que tiene el mundo de los tocados de invitadas para que tú también encuentres el tuyo.

Qué tocado elegir según tu estilo

Diademas

Perfectas para dar un toque original a un peinado sencillo, un recogido bajo o incluso una melena suelta.

Para bodas de día, sobre todo si llevas un vestido liso y sin estampado, te recomendamos diademas con motivos florales y con colores o incluso con algún elemento más original (como una rejilla que tape parcialmente tu cara).

© Instagram @mibuhoficial

Y para las bodas de noche una diadema con pedrería o de tonos dorados o plateados será perfecta.

Recuerda que si llevas una diadema colorida o con muchos elementos decorativos (como plumas o piedras), es mejor que escojas unos pendientes más sencillos que no roben protagonismo a la diadema.

© Instagram @launikenovias
© Instagram @mibuhoficial

Pamelas

Cuando pensamos en pamelas nos vienen a la cabeza las pomposas bodas reales, sobre todo de Reino Unido, pero lo cierto es que tú también la puedes llevar como invitada si estás dispuesta a arriesgar y a ser original.

La clave es escoger una pamela que tenga algún elemento (un lazo, por ejemplo) a conjunto con el vestido o con otro accesorio de tu look de invitada, como el bolso o el cinturón. 

© Instagram @launikenovias

Ten en cuenta que la pamela va a ser la gran protagonista de tu look, así que estate dispuesta cederle ese papel.

Tampoco olvides que la tradición y el protocolo relegan las pamelas a bodas de día y a vestidos de invitadas cortos o de dos piezas.

© Instagram @masario.es

Coronas de flores

Perfectas para una boda en primavera-verano, las coronas de flores darán un toque dulce pero a la vez sofisticado a tu look de invitada.

Y aunque no son la mejor opción si llevas un vestido algo recargado o con un estampado potente, son perfectas como combinación para vestidos de cortes y colores más sencillos.

© Instagram @_labube_
© Instagram @moncollierbcn

Turbantes

Los turbantes son aptos tanto para el día como para la noche.

Para escoger el color, fíjate en el tono predominante de tu vestido y en el color que mejor sienta a tu cara y que más luz le aportará.

El tejido aquí también es importante y te recomendamos que, según la estación en la que se celebre la boda, escojas un tejido más invernal (como el terciopelo) o uno más veraniego y ligero (como el algodón o la seda).

© Instagram @levoila
© Instagram @levoila

Casquetes y otros elementos decorativos

Suelen llevarse acompañando a un peinado recogido o inclinados y los hay para todos los gustos: más grandes, más pequeños, con elementos como plumas, flores, o velos, y un largo etcétera.

Si los casquetes no te convencen siempre te puedes dejar seducir por una boina, un lazo u otros detalles especiales.

© Instagram @cherubinaofficial
© Instagram @cherubinaofficial
Comparte