Todas las veces que los looks de Carolina de Mónaco inspiraron a las madrinas

Aunque la vida de las miembros de la realeza a veces nos resulte lejana, lo cierto es que sus looks pueden servirnos de inspiración, sobre todo si estás invitada a una boda o, mejor, si eres la madrina.

¿Por qué? Los estilismos elegantes, protocolarios y a la vez modernos de la monarquía son el espejo donde las madrinas pueden mirarse para escoger sus looks

Aunque son innumerables las reinas y princesas a las que podríamos recurrir buscando inspiración, hoy en concreto queremos acudir a Carolina de Mónaco, uno de los nombres más repetidos en las listas de las mejor vestidas.

Acompáñanos en este recorrido de lo más royal por todas las ocasiones en las que la princesa de Mónaco inspiró a las madrinas.

El clásico dos piezas

Si eres madrina y quieres apostar sobre seguro, nada como un conjunto de chaqueta y falda.

Si la boda es de día, opta por colores más claros, como el azul pastel que lució Carolina de Mónaco en la boda de Felipe y Letizia.

Todas las veces que los looks de Carolina de Mónaco inspiraron a las madrinas

La que no arriesga no gana

Eso es lo que debió de pensar Carolina de Mónaco al escoger un vestido vaporoso con estampado de leopardo. 

Si quieres salir de lo tradicional y no caer en convencionalismos, atrévete con un animal print, sobre todo si eres madrina en una boda veraniega o en la que el protocolo lo permite.

Un diseño con movimiento

Ya en 2018 la princesa supo que los vestidos vaporosos serían tendencia.

El aire vintage, diferente, original y moderno del vestido que Carolina escogió para el Baile de la Rosa es perfecto para bodas de día: marcarás tendencia y tu elección se recordará por ello.

Un corte con mucho estilo

Y no solo porque el largo hasta la altura de las rodillas está de moda, sino porque estiliza.

Carolina de Mónaco suele elegir trajes con este corte e incluso algo ajustados, potenciando aún más su silueta pero respetando el protocolo al mismo tiempo.

¿Cómo lograr ese equilibrio? Completa el look con una pamela o escoge un vestido con una parte de arriba algo más tapada, evitando escotes más atrevidos.

Hasta los tobillos

Aunque los cortes midi o por encima de la rodilla son siempre un acierto, nada tan elegante como un vestido largo.

Las transparencias, el tul, los brillos y los complementos hacen que estos vestidos no resulten aburridos ni repetitivos, sino de lo más festivos. 

¿No lo ves claro? Mira todas las ocasiones en las que Carolina de Mónaco lo ha demostrado.

Comodidad a cualquier precio

Los expertos no se cansan de repetirlo: el mejor look es el que te hace sentir cómoda, no disfrazada.

En muchas ocasiones la comodidad está en unos pantalones o en un diseño que nos permita movernos.

Un mono, aunque a primera vista pueda parecer poco elegante, es una elección perfecta en ese sentido. Combínalo de la manera adecuada y escoge un diseño que se adapte al evento; romperás con lo establecido y lograrás un estilo sobrio, como hizo Carolina de Mónaco hace poco para acudir al Concurso Internacional de Salto.

Rojo pasión

Si no quieres terminar llevando un traje de algún color común, ¿por qué no optar por un total look rojo?

Es un color que favorece a casi cualquier persona y resulta alegre, ¡perfecto para una boda!

Comparte


Sin comentarios

Responde

Tu email no se publicará

7 + 20 =