Los mejores estilismos del año de la Reina Letizia: la mejor inspiración para tus looks de invitada

Estamos llegando al ecuador del año y con él llegan los eventos del verano, ¿y qué mejor que buscar inspiración en los looks con los que la Reina Letizia nos deleita con tanta habilidad?

Pocas son las ocasiones en las que la Letizia no luce algún estilismo que nos inspire para nuestro día a día y, sobre todo, para nuestros looks de invitada.

Por eso aprovechamos que la temporada de bodas ya ha dado su pistoletazo de salida y repasamos los mejores estilismos que la Reina Letizia ha llevado esta primera mitad de 2021.

¿Lista para querer adaptar a tu estilo los looks más royal?

La reina de la comodidad y el estilo

A las invitadas más sencillas pero a la vez sofisticadas seguro que les encantó este look de Letizia.

Es el mejor ejemplo de que las prendas básicas, bien combinadas y con detalles especiales (como los botones del pantalón o las mangas abullonadas de la camiseta), pueden convertirse en un estilismo perfecto para eventos de verano, como un bautizo.

La Reina Letizia

Con este vestido Letizia Ortiz dio prioridad a la comodidad, ya que eligió también unos zapatos planos a juego con los pantalones.

Los colores pastel

No hay temporada que esta tendencia no se renueve, ¡y nos parece ideal!

Los tonos pastel, que aportan un aire muy lady y dulce a cualquier look, son una apuesta segura para las invitadas.

Si quieres arriesgar un poco, añade algún complemento de un color más fuerte, como un cinturón o un collar.

A la Reina Letizia le encanta este vestido, que ha llevado en más de una ocasión. Es un diseño en el que se equilibran muy bien la sencillez del corte entallado y los detalles más modernos del cinturón o los bolsillos.

Con una silueta más fresca y fluida, este vestido de tono azul es también una gran inspiración para nuestros looks de invitada.

Traje casi a medida

¿Quién dice que un look de traje tiene que ser con pantalones? Este estilismo es prueba de que no siempre es así.

Como si fuese una blazer larga, el vestido que escogió Letizia en uno de los eventos a los que ha asistido este año es perfecto para quienes buscan la elegancia y la originalidad.

Vestidos largos hasta los tobillos

En verano no solo se pueden llevar vestidos cortos.

Un vestido largo, que deja los tobillos al aire, es una gran elección para ganar altura y para remarcar la cintura ciñendo el vestido a la cintura, como suele hacer Letizia.

Manteniendo su costumbre de apoyar a creadores de aquí, Letizia escogió este vestido, sobrio pero con detalles que le restan seriedad, que está firmado por una diseñadora vasca.

De un tono mucho más alegre, este look también puede inspirar a las invitadas que buscan un vestido para un evento de día.

Asimetría y movimiento

Jugar con la geometría puede parecer arriesgado, pero cada asimetría tiene una razón de ser: alargar la silueta, darle movimiento al look…

Os dejamos dos de los mejores estilismos con los que la Reina Letizia ha roto las normas de la simetría este año.

Un estilismo que incorpora dos de las tendencias de la temporada que seguro también veremos mucho en las bodas: los pantalones split (con un corte en el bajo) y el color block. Y además Letizia incorpora una camisa asimétrica más larga por uno de los lados.

Un estilismo totalmente diferente pero que también juega con los cortes y asimetría en la parte inferior. En esta ocasión vuelve a repetir un look que ya había llevado en el pasado (algo que suele hacer mucho), ¡y no nos extraña! Es un vestido ideal con estampado floral y un tejido ligero que logra aún más movimiento y fluidez gracias a su bajo, más largo por los lados.

Un cintura ceñida

No es ningún secreto, como hemos podido ver en los estilismos que hemos repasado de Letizia, que le gustan los vestidos que se ciñen a la cintura.

Si has recibido una invitación para algún evento este verano, apúntate este truco para potenciar las formas de tu cuerpo y tu silueta y jugar con los volúmenes.

Un look muy parecido al anterior es este vestido de Maje, pero donde (además del bajo asimétrico) destaca la cintura ceñida con nido de abeja, lo que potencia aún más la caída fluida del vestido.

Comparte