Dime qué signo eres y te diré cual es tu boda soñada

Imagen

© Natalia Ibarra
​Probablemente nada en tu vida va a marcarte tanto como el día de tu boda. Y es que dirá mucho de ti, de cómo eres, de lo que quieres transmitir, de cómo tratas a la gente que te quiere y de lo que te gusta tanto en lo gastronómico como en lo estético. Así que hoy hemos decidido facilitarte la vida con unos sencillos tips que te dirán qué tipo de boda es la tuya en función de tu horóscopo y tu personalidad. Todo está relacionado y lo vamos a demostrar.

ARIES
Eres valiente y determianada, no te gusta andarte con chiquitas y, el día de tu boda, menos aún. Y, dado que te gusta arriesgar como buen signo de fuego que eres te proponemos una boda temática. Busca algo que te guste, ¿qué te parece una boda tropical?

Imagen

© Hannah Thomson
​TAURO
Te gusta la naturaleza y eres contemplativa y amante de los placeres carnales. No lo dudes, una boda clásica pero con un toque diferente; ése será tu hilo conductor. Un pazo gallego al más puro estilo campestre chic nos parece que va mucho contigo.
Imagen

© Pazo de Cea
GÉMINIS
Se dice de las mujeres géminis que son incansables y muy sociables. Una boda al aire libre será tu opción ideal, te dejará espacio para ti y y los tuyos al tiempo que disfrutas de un entorno perfecto. Te proponemos ideas: una boda nocturna con una iluminación de película, ¿a que ya te mueres de ganas?
Imagen

© Pazo de Cea
​CÁNCER
Lo sabemos, eres de las que busca magia y sentimiento en todo lo que haces y por eso tu boda deberá ir acorde con tu estilo naif. Minimal y elegante y con un alto toque de romanticismo, ¿quizás íntima? Creo que estamos dibujando bastante bien tu estilo.
Imagen

© Pinterest
LEO
Eres ambiciosa, perseverante y cumples siempre con tus objetivos. No podemos dejar nada a la imaginación y menos el día de tu boda. ¿El estilo de una boda royal va contigo? Todo bien estructurado y fijado. Sólo queda que todo sea perfecto (y seguro que, siendo como eres, lo consigues).
Imagen

© Natalia Ibarra
​VIRGO
Te gusta el resultado y la satisfacción de las cosas bien hechas, ¿verdad? No todo te vale, eres detallista y eso se nota cuando organizas tu boda. Una mesa rural-charmy como ésta sería perfecta para tu boda en otoño. Déjate embaucar por la libertad que te proporciona la naturaleza y el gusto por la perfección.
Imagen

© Pazo da Touza
​LIBRA
Dicen de ti que el equilibrio y la armonía son tus mejores virtudes. Por eso el cromatismo de tu boda será uno de los puntos más importantes a tener en cuenta. Elegante y sofisticado como un palacio al más puro estilo clásico, así te vemos a ti.
Imagen

© Graciela Vilagudín
ESCORPIO
Eres misteriosa, por eso tu boda ideal será por la noche, a oscuras, con ese toque enigmático que te caracteriza, aunque siempre llena de pasión. Por donde pasas, dejas huella, haz que tu boda siga esta premisa. ¿Muchas velas, quizás?
Imagen

© Pazo da Touza
SAGITARIO
Los sueños no tienen límite para ti. Puedes casarte donde y cómo quieras, porque  para ti, todo (siempre), puede ser más. Eres insaciable y muy segura de ti misma, los retos no existen. ¿Quieres boda en la playa? Puedes conseguirlo. Pero quizás te apetezca algo como esto
Imagen

© NyxStyle
CAPRICORNIO
La fuerza te caracteriza, el realismo vive contigo y la creatividad te define. Con estas tres premisas, no podemos más que imaginar para ti una boda llena de contrastes que te haga brillar. Un evento familiar pero creativo, así como tú eres. ¿Te casarías aquí?
Imagen

© Gore Vázquez
ACUARIO
Muy inteligente, sencilla e imprevisible, así son los acuario. ¿Cómo quieres que sea tu boda? Hemos elegido para ti un clásico reinventado, porque creemos que tu naturalidad debe quedar latente en ese gran día. Y una boda boho suena espectacular.
Imagen

©NyxStyle
PISCIS
Muy romantica y con especial sensibilidad para los detalles. Una piscis es romántica y sentimental, muy soñadora y, a veces (por qué no decirlo) un tanto nostálgica. Por eso creemos que tu boda debe ser una oda al amor, pero al amor real, mucha luz y una decoración de ensueño. ¿Qué te parece?
Imagen

© Graciela Vilagudín
Comparte