Cómo ser la mejor vestida en una boda de otoño

Hay reglas que se mantienen cuando hablamos de elegir vestidos para ir de invitada a una boda. Estas últimas temporadas, las novias han estado experimentando con estilos diferentes, formas ajustadas que marcaban su silueta y hasta notas intensas de color en sus vestidos. Y las invitadas, deben estar a la altura. Tanto si consideras tu estilo más clásico, como si eres de las que no les gusta seguir las reglas, saber cuáles son las tendencias del momento, te interesa.

El color mostaza
Fue, sigue y seguirá siendo color de referencia entre las invitadas más cool del momento. Así que este otoño, márcate un “Amal” y vístete de mostaza. El que luce ella es de Stella McCartney, pero tienes muchos más donde elegir.  Combínalos con una sandalia color nude y tu look ​será la envidia del banquete.

Con los pies en la tierra
El contacto con la naturaleza siempre es un plus que nos aporta belleza, por eso te recomendamos que te decantes por un color tierra en tu vestido. Su versatilidad a la hora de combinarlos hace de ellos una opción fantástica, como este de Sorella Vita que te proponemos (y si brilla un poco, pues mejor).
¿Alguien dijo terciopelo?
Di sí a una de las tendencias de la temporada, combínala con un corte midi y te convertirás en la invitada más impresionante de este otoño. Por ejemplo, éste de Bruna Colección es fantástico. Combínalo con algo que le de un plus a tu look, como una estola o un tocado.
Sexy flower
Aúna lo que fue la tendencia floral de este verano con un tono más oscuro y combínalo con joyas o complementos más sustanciosos para hacer de tu vestido estival, un look de invitada perfecto para un amor otoñal. Nos encanta este de ATTICO, combinado con amarillo en los pies (porque recordemos que todavía es otoño y no nos hemos olvidado de que aún hace calor).
La pasión en tu vestido
Un vestido rojo se puede combinar casi con cualquier cosa y además es perfecto para un divertido y (si quieres) arriesgado look de fiesta. Si te atreves con él, ponle algo negro en los pies, por ejemplo unas sandalias negras. No te pases con las joyas, si no será demasiado. Esta maravilla es de Alexandre Vauthier.
Comparte