5 infusiones de verano refrescantes y antiinflamatorias

Descubre las infusiones de verano que se convertirán en tus aliadas para sentirte más ligera.

¿Sabías que durante el verano aumenta la retención de líquidos? El calor y la humedad de los meses que nos esperan hacen que nuestro cuerpo, para regular la temperatura corporal, sude más.

Para equilibrar esa pérdida de hidratación, nuestro organismo tiende a retener más líquidos.

Además, en los largos días de playa y piscina, a veces se nos olvida beber agua o no bebemos lo suficiente, lo que también influye en una mayor retención e inflamación.

¿Qué podemos hacer para combatirla? Llevar un estilo de vida saludable (en todos los sentidos), mantener una correcta hidratación, hacer algo de actividad física y permitirnos comer de todo (¡no hay nada más sano que eso!), pueden ayudarnos.

Los nutricionistas también nos recuerdan que, aunque no existen productos milagrosos y debemos huir de la publicidad engañosa que promete resultados increíbles, algunas infusiones pueden reducir la inflamación y la retención de líquidos de este verano.

Infusiones de verano para hidratarse y cuidarse

Te contamos cuáles son estas infusiones de verano y la manera más refrescante de tomarlas este verano.

Té verde

No es solo una manera de sustituir el café y su cafeína, que generan mayor retención de líquidos, sino que es antioxidante, antiinflamatorio y activa nuestro organismo.

¿No te gusta su sabor? Pruébalo con un chorrito de limón y unas hojas de menta. 

Cúrcuma

¿Conoces las propiedades antiinflamatorias de la cúrcuma? Aunque las infusiones de cúrcuma con leche se han hecho virales, también las puedes tomar en agua.

La mayoría de los preparados incorporan también jengibre y canela, que también mejoran la digestión y que tiene vitaminas y minerales (perfectos también para mantener a raya los resfriados de verano).

Manzanilla

¿Alguna vez de pequeña te han dado una manzanilla para el dolor de tripa? No es simplemente un remedio casero, los nutricionistas confirman que la manzanilla reduce la mucosa del estómago, ayuda a la digestión y reduce la inflamación.

Menta poleo

Otra infusión de las clásicas y de la que seguro que tienes alguna bolsita en la cocina.

Con un sabor además muy refrescante, es el cierre perfecto para las comidas de verano.

Cola de caballo

Puedes tomar una infusión pura de cola de caballo o buscar alguna que lo contenga (¿has probado el té frío de piña y cola de caballo? Te sorprenderá y refrescará).

La cola de caballo es diurética, y por eso mismo personas con problemas renales o gástricos, diabéticas o embarazadas no deberían tomarla. Y, aunque no estés dentro de ninguno de estos grupos, los expertos recomiendan no tomar más de 2 o 3 infusiones de cola de caballo al día.

Comparte


Sin comentarios

Responde

Tu email no se publicará

nueve + catorce =