5 ideas de organización (y decoración) para adaptar tu boda a la nueva realidad

Imagen

© Bang bang you
Es el trabajo de un planificador estar preparado para lo inesperado y, sin embargo, nadie podría haberse imaginado que esa proyección incluyera una situación de pandemia global. Con la incertidumbre que rodea a las reuniones sociales en el futuro próximo, tanto los especialistas del sector, como las parejas, se ven obligados a tomar una decisión: posponer sus celebraciones o darle un giro a los planteamientos para casarse de una manera diferente.

Los desafíos de planificar una boda en medio de una pandemia cambian constantemente, ya que las reglas y regulaciones se modifican con frecuencia (y varían según la ubicación). Por eso el objetivo debe ser el de convertir el sueño de darse el ‘sí, quiero’ en una versión que funcione con el clima actual. Hoy planteamos ideas, trucos y recursos decorativos que funcionan en los tiempos que corren.

Imagen

© Ashlyn Cathey Photography
Regalar mascarillas a tus invitados

Dado que las mascarillas son el complemento por antonomasia de 2020, si te casas este año puedes ofrecerlas como detalle a tus invitados. Personalizarlas es algo sencillo y, de este modo, se llevarán un recuerdo re utilizable (si las hacemos de tela) útil y práctico. 

Organiza los sitios en la ceremonia de forma estratégica

A pesar de que tu lista de invitados haya disminuido, muchos estudios confirman que en la situación de pandemia en la que nos encontramos nos solemos sentir más cómodos cuando tenemos cerca a nuestra gente cercana. Durante la ceremonia puedes organizar las sillas (o los bancos o sillones) por grupos de cuatro o cinco personas, creando núcleos “ de confianza” más cerrados y seguros.

Ofrece desinfección en cada rincón

Uno de nuestros aliados en el día a día es el gel hidroalcohólico. Lo llevamos a todas partes y lo encontramos en tiendas, espacios públicos y puestos de trabajo. En tu boda, también debe estar presente. ¿La mejor idea? Decora cada rincón en el que ubiques estos productos siguiendo una línea coherente con el resto de la boda y demuestra que la adaptación total es posible.

Imagen

© Analogwedding
Sirve un menú emplatado

El modo en que la comida es servida puede condicionar la atmósfera y el ritmo de la jornada, así como el comportamiento de los invitados. Los menús que se ofrecen ya emplatados, se convierten en la forma más simple y efectiva de evitar aglomeraciones innecesarias. Las estaciones de comida, de momento, no son una opción. La tendencia camina hacia métodos de servicio de bajo contacto. 

Envía detalles online

Una de las advertencias que más presentes tenemos en nuestra cotidianidad es la de evitar tocar superficies innecesarias. Por eso un rincón con detalles que los invitados puedan coger y dejar sin control no es la mejor idea. Si aún así quieres hacerles sentir especiales, no tienes porqué renunciar a ello. Decántate por alguna idea original que puedas enviarles por correo electrónico a posteriori (como una foto del día de la boda con un mensaje personalizado) o incluso hacerles llegar algún recuerdo físico a través de mensajería.

Las tradiciones están para respetarlas y las normas, para cumplirlas. Celebrar una boda en época de Coronavirus nos obliga a adaptar ambas premisas y hacer de ese día, una jornada inolvidable, pero también segura.

Comparte