Viaje a Bután: monasterios remotos, altitudes y colinas llenas de oración

Tiempo de lectura: 4 minutos

Un viaje a Bután suena como la luna de miel perfecta. Este país situado al sur de Asia limita al norte con la República Popular China y al sur con India y se ha convertido en uno de los lugares más codiciados para los viajeros.

© Bután se sitúa al sur de Asia y se caracteriza por sus impresionantes monasterios y sus bonitos paisajes.

Bután se encuentra en la cordillera del Himalaya, más del 70% de su superficie está cubierta por bosques y tiene el tamaño aproximado de Suiza. Es el país perfecto para combinar un viaje de naturaleza con visitas a ciudades, pueblos y antiguos monasterios.

© El país está justo en la cordillera del Himalaya.

Para poder llevar a cabo tu viaje a Bután debes seguir una serie de requisitos. En el país son muy estrictos con la entrada de turistas ya que quieren evitar la globalización. Por eso, hay que conseguir una visa especial y contratar los servicios turísticos con un mínimo de quince días de antelación a la fecha del viaje. Para más información, puedes consultar las páginas de las agencias oficiales.

© Hay que cumplir con una serie de requisitos para poder visitar Bután.

VIAJE A BUTÁN: LA TIERRA DE LA FELICIDAD

Los viajes a Bután están bautizados como “la ruta de la felicidad”, y es que este pequeño país es famoso por inventar una nueva magnitud económica para medir el grado de bienestar de sus 800.000 habitantes: la Felicidad Nacional Bruta.

© Los viajes a Bután son conocidos como «la ruta de la felicidad».

Ya a la llegada al Aeropuerto de Paro, son múltiples los sitios a visitar. En este estrecho valle que se sitúa junto al Himalaya, puedes obtener grandes vistas de la montaña. También puedes visitar el Nido del Tigre, un maravilloso monasterio fortificado. Aquí también se encuentra el Museo Nacional de Bután y en los alrededores hay muchas actividades para hacer y visitar: aldeas, campos de arroz, bosques de pinos…

© El monasterio del Nido del Tigre es uno de los más impresionantes de Bután.

Después de este primer contacto, te recomendamos visitar la capital del país, Thimphu. Es el centro gubernamental y la capital económica del país, con diversos sitios de lo más interesantes para ver. Por ejemplo, los templos de Changangkha Lhakhang y Chorten Thimphu. En la capital también se encuentra el Buda de Dordenma, una de las estatuas budistas más famosas del mundo.

© El Buda de Dordenma se encuentra en la capital del país.

Otra visita de interés es la ascensión hasta el Monasterio de Tango Gompa, una ruta entre pinos centenarios que culmina en un maravilloso templo. En Thimphu también encontramos el Museo Etnográfico y de Folclore Nacional de Kawajangsa, para conocer a fondo la cultura del país. Además, Thimphu cuenta con múltiples actividades de ocio como discotecas, restaurantes y hoteles para que tu viaje a Bután sea inolvidable.

© La capital de Bután, Thimphu.

LA IMPORTANCIA DE LA RELIGIÓN Y LA ESPIRITUALIDAD

Si hay algo que puedes visitar en tu viaje a Bután son monasterios. La inmensa mayoría de ciudadanos del país practican la rama Vajrayana del budismo, o budismo tántrico, una forma de entender la vida basada en la auto aceptación y la búsqueda de la felicidad como meta de la iluminación.

© Celebración del folclore del budismo tántrico.

Los monasterios más importantes, o Dzong, se reparten por todo el territorio de Bután. Los más bonitos son Rinpung Dzong, situado en el valle de Paro, Punakha Dzong, situado en la ciudad de Punakha, el Monasterio de Gangtey, en Phobjika y el Dzong de Jakar, en la localidad de Jakar. Te recomendamos visitar ésta última ciudad, ya que está considerada como la cuna espiritual del país.

© El Monasterio de Gangtey.

¿CUÁL ES LA MEJOR ÉPOCA PARA VIAJAR A BUTÁN?

Además de todas las reglas que debes seguir para poder entrar en el país como turista, también tienes que tener en cuenta la mejor época para viajar a Bután. Por ejemplo, durante los meses de junio, julio y agosto es mejor no visitar el país ya que es época de monzones.

© Celebraciones culturales en Bután.

Las lluvias son intensas y hay crecidas de ríos, por lo que es mejor no optar por estos meses para viajar. Tampoco te recomendamos ir entre finales de noviembre y febrero, ya que el frío es muy intenso y suelen haber nevadas. Por lo tanto, la mejor época es desde finales de agosto hasta principios de diciembre o bien durante la primavera.

© Te recomendamos viajar durante la primavera o desde finales de agosto hasta principios de diciembre.

Si quieres meterte en la cultura de Bután de lleno, te recomendamos que tu viaje a Bután sea durante febrero y marzo, ya que es cuando se celebran la mayoría de festividades tradicionales. Los festivales duran varios días y mezclan ceremonias religiosas con celebraciones típicas de la cultura del país.

© Los Tshechu en el festival de Bután.

Las fiestas más impresionantes son las de Paro, en abril, las de Punakha en marzo, las de Timbu y las de Wangdue en octubre y las de Jambay Lhakhang Drup en noviembre.

VIAJE A BUTÁN, UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE

Para visitar Bután hay que gastar un presupuesto diario de manera obligatoria que gira en torno a los 200$ o 250$. Pero, te aseguramos que vale la pena pagar ese precio para descubrir todas las maravillas escondidas que tiene este precioso país.

© Si decides realizar un viaje a Bután, vas a disfrutar de una experiencia única e inigualable.

Comparte


No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

14 − tres =