Tu vestido de novia ideal. Dime cómo es tu cuerpo y te diremos cuál es tu corte perfecto

Te cases o no te cases, ¿alguna vez te has preguntado cuál sería tu vestido de novia ideal?

La comodidad y sentir que el vestido que has elegido representa tu personalidad son dos de los factores más importantes cuando escoges tu vestido de novia.

Sin embargo, a la hora de probarte diferentes estilos, cortes o tejidos, es aconsejable tener también muy en cuenta tu tipo de cuerpo y qué partes quieres resaltar.

Así cuando sientas que un vestido no es para ti, o que no te queda igual de bien que otros, sabrás por qué y te resultará más sencillo descartarlo y buscar aquellos diseños que sí se adapten mejor a tu figura y a tu estilo.

En este artículo te mostramos qué tipo de vestido, según su corte, su escote o su tejido, sientan mejor para potenciar unos u otros aspectos de tu figura.

Tu vestido de novia ideal (según tu tipo de cuerpo)

Corte sirena: el más atrevido

Sin duda el corte más sensual; perfecto para todas aquellas novias que quieran potenciar sus curvas. Los vestidos sirena se ciñen al cuerpo hasta la altura de las rodillas, donde se abren en una falda que crea esa “cola de sirena”.

Si la parte superior de tu cuerpo, en la zona de los hombros, es más ancha y quieres restarle protagonismo, escoge una falda con más volumen o con detalles para equilibrar anchuras.

© Jesús Peiro
©Silvia Fernández
© Aire Barcelona

Corte imperial: para alargar la silueta 

Uno de esos estilos que no pasan de moda y a los que más recurren las novias que quieren alargar su silueta.

La caída de estos vestidos, que empieza justo debajo del pecho, ocultará las caderas, si es lo que quieres, y te hará parecer más alta, sobre todo si tiene una apertura a la falda que deje ver las piernas.

© Temperley London
© Cortana

Corte princesa: el juego de los volúmenes

Un tipo de vestido que también oculta las caderas pero que además ciñe y marca la cintura mucho más gracias al gran volumen que tiene la falda.

Si tus hombros son estrechos y quieres que se vean más anchos en proporción con tus caderas, elige un vestido princesa con un corpiño que tenga adornos (como pedrería o bordados), mangas abullonadas o con hombreras o un escote sin tirantes tipo palabra de honor.

© Rocío Osorno
© Bouret

Corte en A: para estilizar tu figura

Parecido al imperial pero diferente, ya que su falda cae de una manera más recta formando un triángulo.

Pero al igual que el imperial, es un corte que alarga la figura; efecto que puede potenciarse con las aperturas en las faldas pero también con escotes en forma de V o corazón.

© Rosa Clará
© Pronovias

Corte recto: la fluidez del tejido

Más o menos ajustados, con tirantes finos o sin ellos,  este corte, que tanto vemos en vestidos tipo lenceros, sienta muy bien a mujeres altas, con piernas largas y con curvas poco marcadas. 

Si tu intención sin embargo es marcar esas curvas, opta por una parte superior que agregue volumen y cree una falsa cintura.

© Max Mara
Comparte