Espacios singulares. Hoy hablamos de la Finca Trece Pinos

Como muchos de vosotros ya habréis descubierto al abrir la revista, en esta edición hemos dedicado un espacio a las recomendaciones más exclusivas de BOGA, no sólo en Galicia, sino que lo hemos hecho a lo largo y ancho de todo el país. ¿Quieres conocer las direcciones más buscadas? Nosotros te ayudamos a encontrarlas para que preparar tu boda sea más fácil de lo que nunca habías pensado.

En nuestro recorrido por las direcciones, hoy queremos destacar uno de esos espacios singulares que te enamoran a primera vista. Hablamos de la Finca Trece Pinos, muy cerca del casco histórico de Santiago de Compostela. Se trata de un oasis urbano de más de veinte mil metros cuadrados de naturaleza que te hace sentir que estás muy lejos de la ciudad (y eso, siempre es de agradecer).

Por un lado, la finca. Un jardín con influencias inglesas y francesas en las que el agua funciona como hilo conductor. Haciendo apología de la que Álvaro Cunqueiro llamaba “tierra de los mil ríos”, una pequeña corriente de agua con cascadas y un fabuloso juego de chorros, crean un ambiente de relajación plena. No sólo por la belleza del lugar sino por la tranquilidad que transmite el sonido del agua corriendo. Los árboles centenarios y las decenas de frutales que lo rodean, hacen el resto.
Y por el otro, la casa. El templo. Más de mil metros cuadrados de vivienda con un estilo clásico y cálido. Con una variedad de tamaños que la hace ideal para cualquier celebración. Un espacio que te hará sentir como en casa.
Así que si buscabas un lugar especial, te lo hemos puesto fácil. ¿Ante la duda? BOGA Magazine te ofrece muchos más nombres para consultar. ¡No te los pierdas!
Comparte