Y tú, ¿aún no sabes por qué no cumples tus propósitos de Año Nuevo?

Imagen

© Green Chameleon
Un nuevo año simboliza un nuevo capítulo abierto en la historia de la vida de cada una de nosotras. Pero mientras tanta gente como tú aspira a conseguir retos ambiciosos, sólo un pequeño porcentaje los llevará a cabo de manera eficiente. ¿Suena mal? Pues lamentamos deciros que así es.

Quizás tus metas para este año sean dejar de fumar, hacer ejercicio o llevar una vida más saludable. Empezamos el año con muchas expectativas, pero se van perdiendo según pasan los meses. ¿Quieres saber cómo evitar que esto ocurra?

Márcate objetivos a corto plazo
Calma y relax, la mentalidad de “lo quiero todo y lo quiero ya” nunca sale bien. Pequeños cambios en tu vida cotidiana que se ajusten a las metas que tienes, es la mejor forma de cambiar. Si en tu vida actual llevas a cabo muchos malos hábitos, no los podrás cambiar de la noche a la mañana.
Anota tus progresos

Actualmente la tecnología puede convertirse en tu aliada. Hay infinidad de aplicaciones móviles que te permitirán tener un registro de tus comidas, del ejercicio que haces o de cualquier otro propósito que quieras desempeñar. Si eres más analógico, puedes anotarlo en tu agenda. Así siempre podrás ir atrás y revisar tus avances, la motivación es fundamental.

Disfruta del proceso

No hay nada peor que forzarte a hacer cosas. Si por ejemplo, tu objetivo es perder peso haciendo ejercicio, no puedes introducir la tarea de ir al gimnasio como una obligación aburrida y pesada. De esta manera sólo te frustrarás y aumentará tu nivel de estrés (y lo que queremos es reducirlo). Apúntate a clases divertidas, vete con tu mejor amiga o inclúyelo en tus planes de ocio. Será mucho más sencillo.
No te prives de los pequeños placeres

Aunque tus objetivos estén claros, no elimines todo el placer que te proporcionan los buenos momentos. Si un día te apetece un dulce, ¡cómetelo! Si quieres faltar a una clase en el gimnasio porque tienes una cita, ¡sáltatela! Lo único importante es no perder el focus en aquello que tienes que conseguir. 
El nuevo año y los cambios no pueden proporcionar mucha felicidad, pero también frustración. Si sigues estos pequeños consejos estarás más cerca de conseguirlos. Ahora tienes en tu mano la posibilidad de cambiar. Y si no, siempre vendrá un próximo inicio de año.

Comparte


Activa las notificaciones de BOGA Magazine.    Acepto No thanks