Sí, hay una forma de mantenerlos entretenidos durante toda la boda

​Sara Plar – Sabemos que una boda es sinónimo de nervios, pero más aún si parte de nuestros invitados son niños en plena edad de jugar que no aguantarán mucho más allá de la ceremonia sin causar un poco de estrés y alboroto, especialmente en sus padres. Esto es lo normal y lo correcto, son pequeños y no podemos exigirles que entiendan de protocolo nupcial y mucho menos que lo apliquen, así que para evitar que se queden en casa os vamos a dar alguna que otra idea para que podáis disfrutar de la boda un poco más relajados y sobre todo para que vuestros peques se lo pasen en grande entre actividades.

ZONAS KIDS
Las bodas están hechas para los adultos y muchas veces se nos escapa que los más pequeños pueden sentirse fuera de lugar por el simple hecho de ver una disposición poco adaptada para ellos. Por eso una gran idea crear un apartado para ellos, puede ser desde el banquete, con una mesa sólo para ellos donde podrán conocer y divertirse con otros niños.

Además deberéis incluir elementos de juego que los mantengan entretenidos: libros para pintar, puzles, globos, pinturas…e incluso un mantel sobre el que puedan dibujar y crear un gran mural. Además de tenerlos ocupados durante un rato, generarán un gran vínculo con aquellos que compartan su misma actividad.
CUENTACUENTOS:
Contratar a alguien que les lea un cuento y se lo recree como si estuviesen dentro de él es una opción perfecta para que los niños se estén expectantes ante la historia. Hacerles partícipes de la narración siempre resultará más entretenido para ellos.
JUEGOS DIRIGIDOS
Hacer uso de profesionales de la animación es una opción un poco más costosa pero mucho más efectiva, ya que saben cómo guiar las diferentes actividades según las diferencias que pueda haber entre los invitados más pequeños. Además en las bodas suelen coincidir niños de edades muy variadas y los típicos juegos que nosotros les propongamos pueden no ser de agrado para todos e incluso suponer un mal trago o aburrimiento. Pero con dos o tres personas que organicen actividades en función del público, el éxito y el entretenimiento están asegurados.
MINI CINE
Una idea perfecta para las bodas de otoño o invierno. Llevar unas cuantas películas, varios cojines o sillas bajitas y una pequeña máquina de palomitas es todo lo necesario para que los más peques de la boda disfruten de tu boda casi tanto, o más, que el resto de invitados.
Comparte


Activa las notificaciones de BOGA Magazine.    Acepto No thanks