La edición más tentadora de BOGA. ¿Será la magia de Leonard Cohen?

Es un acierto pensar que, cuando un hecho impacta de forma histórica en la sociedad, la música se convierte en himno motivacional para superar los nuevos retos y, con el paso del tiempo, ayuda a poner cierta melodía a la memoria. Ocurrió con movimientos sociales o con descubrimientos a lo largo del siglo XX y no ha dejado de suceder en el siglo XXI.

Si tuviéramos que poner letra y música al difícil momento por el que estamos pasando, diríamos que, sin duda, es el Resistiré del Dúo Dinámico. Su impacto ha colaborado, no sólo a ver la cara más amable de la situación de confinamiento, sino también a despertar la alegría y la solidaridad, palpable desde ventanas y balcones de todas las ciudades y pueblos de España. Ese recuerdo nunca se borrará de nuestra memoria.

Si miramos un poco más allá de nuestras fronteras, vislumbraremos, en cambio, que la protagonista es otra. Nos referimos a la icónica canción Haleluja del genio Leonard Cohen. A lo largo y ancho del globo terráqueo han sido infinidad las voces e instrumentos, de todos los géneros, que han versionado este tema. Desde la voz del mundialmente famoso Luis Fonsi, hasta la emotiva  interpretación del Orfeón Donostiarra, pasando por infinidad de interpretaciones anónimas que, desde el refugio de sus hogares, han conseguido en cierta manera serenar  sentimientos  propios y ajenos. 

Y es que citar a este cantautor, poeta y novelista canadiense de profunda voz, es hablar de una poesía tan fascinante, melancólica y enigmática que inspira, motiva e incita a la reflexión. 

BOGA, atenta siempre a las tendencias, escogió su versión más hermosa como hilo conductor para el making of de su tercera edición, un número quesimboliza pasión y empeño por cumplir metas.

Una publicación que insinuaba cambios y que, como sigue haciendo actualmente, trasmite ilusión y esperanza. Nunca imaginamos  que podría volver a tener un significado más presente y real.

Con el poder de sus letras, el significado de sus palabras y la emoción de sus acordes plasmados en un reportaje editorial, BOGA le rendía homenaje a uno de los grandes de la historia de la música de los 60. 

Hoy, queremos  rememorar el sugerente film dirigido por Rosa Taboada, de Noire et Blanche. Una magistral lección visual de cómo llevar las propuestas más chic inmortalizadas en los rincones más seductores del Hotel Finisterre dando forma a una de sus citas más confesadas «No seas mago, sé magia”.

Fotografía y Realización: Noire et Blanche
Pantalón, chaleco y corbata: Tom Black
Camisa: Massimo Dutti
Vestido: Helena Mareque

Comparte


Activa las notificaciones de BOGA Magazine.    Acepto No thanks