El vestido de la Princesa Leonor y el significado ‘real’ de su estilismo

No es del todo verano hasta que el posado de la Familia Real en Mallorca se hace efectivo y este año ha tenido lugar en el Palacio de Almudaina. El tradicional saludo a los medios, siempre marcado por un cuidado y efectivo juego cromático, nos ha mostrado el lado más idílico de la Familia Real en el comienzo de sus vacaciones.
Pero hay una persona que ha destacado por encima del resto (y no sólo por su mejora a la hora de desenvolverse delante de los medios durante el posado) y nos lo han dejado muy claro. Es la Princesa Leonor. La heredera ha cambiado mucho, se está haciendo mayor y desde que su padre le ha impuesto el Toisón de Oro, un nuevo camino se ha abierto para la primogénita. Y el color de su vestido (cuidadosamente elegido) no sólo conjuntaba a la perfección con las rayas de la camisa de su padre, si no que destacaba por encima del resto. Llamaba la atención, ganaba en protagonismo.
Se trata de un vestido que, además, es muy asequible. Un vestido azul de algodón de Zara Kids que no supera los 23€, lo que evidencia, una vez más, la apuesta de la Reina Letizia por la moda española. 

El conjunto lo completa la Infanta Sofía, que lució un vestido blanco de Massimo Dutti y la Reina que eligió para la ocasión, un vestido troquelado de Hugo Boss (también blanco níveo) y alpargatas de cuña.

Lo que es evidente es que la hija mayor de los Reyes viene pisando fuerte y pronto (especialmente si sigue usando ese cromatismo en sus estilismos) se convertirá en toda un power girl.

Comparte


Activa las notificaciones de BOGA Magazine.    Acepto No thanks