5 claves para hacer tu boda menos agresiva con el medio ambiente

Imagen

© Boquerón á Feira
A medida que nos hacemos más conscientes de nuestro impacto en el planeta, no sorprende que las parejas quieran reflejar una mentalidad ecológica el día de su boda. Los datos hablan por sí mismos: Pinterest informó que las búsquedas de «ideas de boda sostenibles» aumentaron en un 181% en 2019, y todos sabemos que la boda de la princesa Eugenia sirvió para gritarle al mundo que hacer una boda con un uso 0 del plástico, es posible.

Cualquiera que haya asistido a una boda, sabe el desperdicio que genera. Todos somos más conscientes, cada día, de la huella de carbono que dejamos en el planeta. Desde tu vestido de novia hasta las flores, hoy te contamos 5 formas de hacer tu boda más sostenible.

Vestido de novia

Hay muchas marcas para elegir nuestro vestido de novias sin renunciar a nuestro compromiso medioambiental. Stella McCartney, Gabriela Hearst o Reformation son solo algunos ejemplos. Mother of Pearl, por ejemplo, es una firma británica que crea toda su colección sostenible. Es evidente, cada vez, hay más opciones.

Los trucos para saber si el vestido es realmente amigo del medio ambiente son simples. Comprueba que está hecho con fibras naturales (si son orgánicas, mejor) y que la marca que lo comercializa es transparente con su cadena de suministro. Otra opción, puede ser la de  vestidos vintage o de segunda mano, ¿te lo habías planteado?

Joyería

Las novias están pensando cada vez más en joyas éticas para el día de su boda. Las alianzas son joyas que, presumiblemente, vas a llevar contigo el resto de vida, es importante leer la historia que hay detrás de ellas: los materiales, cómo se consiguieron y cómo se fabricaron.

Las marcas están en la obligación de entregar credenciales que certifiquen el origen de los metales y las piedras usadas. Los materiales reciclados, sin cambiar su apariencia, pueden resultar una opción fiable.​

Imagen

© Boquerón á Feira
Flores

Las flores son otro aspecto del que debes estar pendiente. El otro día hablábamos de flores de temporada y de proximidad como recurso para ahorrar en tu presupuesto. Pero también es una acción útil si quieres una boda sostenible. 

Aquellas flores que se cultivan localmente y sin pesticidas, reducen el impacto ambiental, ya que se ahorran el transporte y los químicos usados en el crecimiento de las mismas.

Nuestro consejo: reutilizar los centros de la ceremonia para otro rincón de la boda, pero, si no lo haces, piensa en reutilizar los centros de flores y enviarlos a lugares donde puedas hacer feliz a más gente, como hospitales, residencias de ancianos o alguna asociación de ayuda a los más necesitados.

Comida

Uno de los mayores desperdicios que generan las bodas se encuentra en la comida y en el plástico utilizado para su traslado o conservación.

A día de hoy ya hay caterings que trabajan bajo una política de 0 plástico, para reducir su impacto ambiental. Otro de los modos de ser consciente es trabajar con productores locales. Elige alimentos de proximidad, tu gesto será valorado tanto por tus invitados como por nuestro entorno.

Regalos

Tener una política de «no hacer regalos físicos» es una de las formas más fáciles de adoptar un enfoque más consciente el día de su boda.

​Si quieres dar a los invitados un detalle, puede pedirles que compensen con carbono sus viajes o donen a una organización benéfica ambiental que tenga un impacto positivo en el planeta.

Comparte


Activa las notificaciones de BOGA Magazine.    Acepto No thanks