Una blanca (y negra) Navidad. Inspiración y homenaje

Imagen

La Navidad es la época del año que mejor representa la ilusión y las ganas de celebrar. El mundo de las bodas es un sector en el que estos dos factores juegan también un papel fundamental.

2020 ha sido sin duda un año muy complicado para toda la población y en concreto para el sector nupcial, en el que se han vivido cancelaciones y aplazamientos sin precedentes.

Con esta sesión editorial, el equipo Something Blue ha querido cerrar esta temporada tan complicada con un proyecto muy cuidado que refleja el luto por las personas fallecidas por la pandemia en los elementos en color negro presentes tanto en el look de la novia como en el montaje decorativo, pero que al fin y al cabo transmite belleza, amor y esperanza, ya que todo el equipo cree que hay que ver el futuro desde un punto de vista positivo y no dejar que la crisis que hemos vivido este año nos quite la ilusión, las ganas de trabajar o las ganas de casarse a las parejas, ¡y menos en Navidad!

Para llevar a cabo el proyecto han contado con una pareja de novios de excepción: la influencer Sandra Majada (Invitada Perfecta) y su marido Martin. Ella ha posado con dos espectaculares y sofisticados diseños de novia -de los diseñadores Mila Nova y Rime Arodaky, ambos disponibles en Love is in the air Atelier– y él luciendo un elegante esmoquin de Soy Sagaz durante la sesión.

Imagen
Imagen
Imagen

La peluquería y maquillaje de los protagonistas del shooting estuvo en manos de Paloma Baena, que creó dos looks muy distintos e igualmente favorecedores para la novia. El primero más romántico, con coleta y maquillaje en tonos marrones y el segundo más rompedor, con melena suelta con ondas y maquillaje muy marcado en ojos y labios rojos.

En el estilismo de la novia encontramos toques en color negro en los zapatos (unos stilettos negros con lazada en el tobillo diseñados ad hoc para este proyecto por Didom), en los pendientes (de Martina Dorta) y en una de las diademas utilizadas durante la sesión (de Marcela & Co.).

Su ramo, hecho por Francesca Lattanzi, realza los dos looks de novia y conecta con el montaje decorativo de la sesión gracias a la gama cromática de las flores.

Los novios han lucido unas alianzas de Staring en color oro rose con un diamante exterior ambas y un detalle muy especial en la de la novia que lleva un diamante sky blue en el interior.

La ambientación del shooting ha estado basada en una Navidad elegante y clásica en su conjunto, pero con elementos muy actuales como parte del menaje de Cashmere Decoración utilizado (los platos con rayas, la cubertería o la mantelería en color rosa jaspeado), la decoración nórdica -a base solo de luces- de los árboles de Navidad o la utilización de distintos modelos de sillas.

Imagen
Imagen
Imagen
Las maravillosas flores de Francesca Lattanzi, en color blanco con toques burgundy, consiguen un aire muy invernal y sofisticado.

Los toques de calidez (gracias a los candelabros de Cashmere Decoración y a la iluminación de Luces de Cuento) han sido clave para conseguir el ambiente acogedor que queríamos.

El escenario desde el principio debía marcar el carácter de la sesión de fotos, sin duda el Castillo de Viñuelas reunía todo lo necesario para recrear un shooting navideño espectacular.

La papelería de este proyecto ha sido diseñada ad hoc por Atelier de Papel. Un conjunto de piezas muy elegante que juega con los tonos blanco, negro y dorado y en el que los detalles y las texturas del papel marcan la diferencia.


Para completar este trabajo han creado con un córner de dulces navideños hechos por Acaramelada, incluyendo una preciosa naked cake adornada con frutos rojos.


El material gráfico del trabajo está firmado por Lara Onac (fotografías) y Alex Díaz (vídeo).


La organización integral de la sesión, así como el concepto creativo, styling decorativo y looks de los novios han corrido a cargo de Something Blue.
Comparte


Activa las notificaciones de BOGA Magazine.    Acepto No thanks