Los trucos (de maestro) para salir bien en las fotos de tu boda

¿Qué podemos hacer para salir bien en las fotos de nuestra boda? Es normal que temamos el momento de ponernos delante de la cámara y que nos sintamos cohibidas con tanto flash, sin saber muy bien qué hacer o cómo colocarnos.

Los profesionales lo tienen claro: lo más importante es dejar a un lado los nervios.

Además, hay otros muchos factores a tener en cuenta para salir bien en las fotos de la boda y que éstas se conviertan en el recuerdo que merecen ser.

Escoge a tu fotógrafo ideal

Cada fotógrafo tiene un estilo, así que elige uno con el que vayas a sentirte a gusto, con el que conectes y que tenga un portfolio que encaje contigo y con el tipo de fotos que buscas.

Muchos fotógrafos ofrecen ya (y recomiendan) la posibilidad de hacer un reportaje de preboda para conocer a la pareja, probar qué funciona mejor y encontrar la complicidad.

Descansa, es la clave

Los días de antes a la sesión asegúrate de que duermes lo suficiente y que mantienes a raya los nervios. Tu piel y tu mirada lo agradecerán.

© Dos Más en la Mesa

Prepara tu piel 

¿Tienes una beauty routine que nunca te falla? Es el momento de aplicar tus cremas y tratamientos de confianza. 

Mimar y cuidar tu piel para el día de la sesión de fotos ayudará a que salgas bien en ellas: tu piel se verá luminosa, sana e hidratada.

No te la juegues con el maquillaje

Se trata de que estés cómoda y te sientas más tú que nunca, ya que así las fotos serán más naturales. 

Te recomendamos que tu makeup look no sea algo estridente a lo que no estés acostumbrada. ¡No querrás sentir que estás mirando a una extraña cuando veas el álbum de tu boda!

¿Un consejo? El día de la sesión lleva un pequeño neceser (¡o incluso a tu maquillador!) para pequeños retoques.

Espejito, espejito

Lo más probable es que nunca hayas estado en una sesión de fotos profesional y no sepas muy bien cómo posar: nadie nace aprendida.

Busca inspiración en páginas como Pinterest, guarda poses que te gusten ¡y practícalas delante del espejo! Así también podrás conocer cuál es tu mejor perfil, qué postura te resulta más forzada, cómo te sientes más cómoda y favorecida o cómo mostrarte relajada.

© Dos Más en la Mesa

No pierdas de vista el tiempo

La luz juega un gran papel en las fotos y los profesionales lo saben, por eso insisten en aprovechar momentos como el atardecer (e incluso días nublados) para hacer las sesiones.

Hazles caso. Aunque pienses que se podrán aprovechar más horas de luz durante el mediodía, la realidad es que es una luz muy molesta y que crea muchos brillos. 

Un escenario a vuestra medida

El espacio en el que hagáis las fotos va a convertirse en una parte muy importante de la sesión; escoged un lugar que cuadre con el estilo de fotos que queráis hacer y que tenga un encanto especial.

También podéis buscar un lugar que tenga escaleras, ventanales, diferentes habitaciones… Son aspectos que dan juego a la hora de organizar la sesión.

© Dos Más en la Mesa

Busca la naturalidad

Muévete, evita mirar de manera directa a la cámara, juega con el ramo para no tensar las manos, diviértete… Estos son algunos trucos imprescindibles para conseguir un efecto de naturalidad y dinamismo en las fotos.

¡Y sonríe! Con los dientes, con los ojos o como quieras, pero celebra la felicidad del momento.

Comparte