5 ideas para decorar la ceremonia de tu boda como si fueses una profesional

Si te faltan ideas para decorar la ceremonia de tu boda, desvelamos los secretos de las Wedding Planners y floristas.

ideas para decorar la ceremonia

¿Estáis organizando vuestra boda y os faltan ideas para decorar el lugar de la ceremonia? Muchas parejas se encuentran ante este problema cuando ultiman los detalles del evento.

Para lograr que el espacio de la ceremonia luzca bonito y de acuerdo al estilo de la boda, hay que tener en cuenta diversos factores, como el propio lugar (no es lo mismo una iglesia que un jardín), sus dimensiones y la cantidad de detalles que quieran añadirse.

Las flores son las grandes elegidas para hacer de un espacio cerrado, como una iglesia, un lugar más acogedor y festivo para celebrar la ceremonia de una boda, aunque hay otras muchas maneras de conseguir que la parte más solemne tenga estilo y personalidad.

Sigue leyendo y descubre cómo decorar la ceremonia de tu boda.

Portadas de flores

Estos ornamentos son los favoritas de todas las novias (o casi) para marcar la entrada a la ceremonia.

Si es en un lugar cerrado pueden dar la bienvenida a los invitados cuando crucen la puerta para entrar a la ceremonia.

Pero también son una opción para las ceremonias en exteriores, ya que marcan el inicio de la zona de asientos para los invitados, indicando que una vez se pasa por debajo del arco, se está entrando en un lugar mágico.

Las tonalidades de las flores elegidas suelen combinar con el resto de elementos de la boda, o con la propia temporada en la que se celebra el enlace, escogiendo tonos más cálidos para el invierno (o incluso sustituyendo flores por hierbas) o tonos más frescos para el verano (colores pastel, blancos, amarillos…).

Y si un arco entero resulta demasiado y quieres algo más sencillo, opta por un medio arco que decore unos de los laterales de la entrada a la ceremonia. Es elegante y más discreto (si lo que buscas es elegancia más sutil).

Dar aún más luz al lugar y a su encanto

Si os casáis en un espacio que tiene luz propia, como puede ser una catedral, un parque con fuentes o un pazo, jugad con los ornamentos y los elementos arquitectónicos que posee ese espacio.

¿Cómo? Con luces (sobre todo para ceremonias por la noche o en lugares oscuros).

Además de añadir elementos florales que potencien la belleza del lugar, los farolillos, velas o guirnaldas de luces pueden crear un espacio íntimo y potenciar la belleza del lugar.

Flores recorriendo el pasillo

En un lugar cerrado son una manera espectacular de marcar el camino que lleva al altar, aportando color y personalidad a gran parte del espacio. 

© Dos más en la mesa

Si la ceremonia es en un lugar abierto, unos bonitos maceteros con flores podrán decorar los pasillos o incluso el altar, creando espacios que en realidad no están.

Los tonos blancos y verdes son siempre una apuesta segura, sobre todo en lugares que por sus características no necesitan grandes ornamentaciones.

Decora los asientos de la ceremonia

Si os casáis en un lugar religioso las posibilidades quizá son menores, aunque ya hemos visto que unos detalles florales pueden quedar ideales.

Pero si tenéis la posibilidad y la libertad de diseñar el espacio de asientos a vuestro gusto, ¡dejad volar vuestra imaginación! ¿Cómo? Con lazos, flores, cojines o incluso sustituyendo las tradicionales sillas por otro tipo de asientos como o cojines o sillas especiales.

Eso sí, no olvidéis nunca la comodidad de vuestros invitados.

Elementos que marquen el estilo de la boda

Si vuestra boda tiene una temática o se inspira en motivos concretos, ¿por qué no añadirlos también en la decoración de la ceremonia?

Para las parejas con un gusto por lo vintage, los lazos en tonos tierra son un acierto si se colocan en los arreglos florales. 

Y para los que busquen un aire más rústico, alejándose de lo moderno y más urbano, nada como sustituir los maceteros por cestos de mimbre.

Las ideas las tienes, solo queda elegir (y ponerlas en práctica).

Comparte