Dime de quién es la boda y te diremos qué vestido de invitada es (el perfecto) para ti

¿Tienes una boda y no sabes qué ponerte? Bienvenida al gran dilema de todas las invitadas. Te ayudamos a elegir tu vestido de invitada con un guía de estilo en función de la relación que tengas con la pareja.

© Noire et Blanche

Elegir el vestido correcto de invitada se puede convertir en un dilema, porque no solo depende de tu estilo (qué fácil sería en ese caso), sino que influye mucho de quién es la boda y tu relación con la pareja.

¿Llevarías el mismo vestido de invitada siendo la madrina que siendo la prima lejana de la novia? Claro que no.

Es importante saber cuál es tu lugar en esa boda para elegir un vestido de invitada acorde a ello.

Aunque sigan surgiendo muchas dudas, lo importante es tener claro que no todas las bodas son iguales, y tu papel (y por tanto tu look) en ellas, tampoco.

Así que dinos quién eres y quién se casa y te aconsejaremos sobre cuál es el mejor look de invitada que.

Soy la madrina

La madrina es, tras la novia, la mujer más importante del enlace y por ello ocupa uno de los lugares más destacados en la ceremonia. El look tiene que ser sobrio y elegante, y destacar sin eclipsar a la novia.

Es importante que la comodidad y seguridad sean el complemento principal del look, ya que se convertirá en la protagonista de focos y miradas.

Muchas madrinas apuestan por vestidos y peinados clásicos, un maquillaje simple y un elemento que aporte ese punto de originalidad y diferencia, como una chaqueta, un broche grande o un tocado (el complemento estrella de las madrinas, sin duda).

El protocolo más estricto dicta que la madrina es la única persona que, junto con la novia, puede ir de largo. En la práctica, se recomienda que los vestidos de madrina sean largos para las bodas de noche y cortos – nunca más cortos de la rodilla– para las ceremonias diurnas

© Pronovias
© Pronovias
© Rosa Clará

Soy la madre de la novia

Aunque el papel de la madre la novia durante el enlace no sea tan “visible” como el de la madrina, no deja de ser la boda de una hija, es un momento especial e inolvidable, y como invitada debe lucir un vestido que esté a la altura.

Aquí el protocolo (y el sentido común) dictamina que debe ser la madrina quien hable con la madre de la novia para informarla de cuál será el look elegido: tanto el estilo como los colores que usará, ya que sería muy desagradable cromáticamente hablando, una coincidencia. También es necesario respetar otros aspectos de la etiqueta (por ejemplo, si la madrina no lleva tocado, la madre de la novia tampoco debería llevar).

Pero como las reglas están para romperlas (dentro de un orden y con la aprobación de la pareja), la madre de la novia tiene la capacidad de arriesgar un poco en los colores (eligiendo tonos como el amarillo o un estampado), u optar por un look con pantalón.

© Rosa Clará
© Color Nude

Soy la mejor amiga 

Cuando la que se casa es una de tus amigas más queridas y cercanas, tu look debe ser fresco y cómodo, que aguante todos los bailes y las emociones que compartirás con la novia, y también sería especial que tuviera algún detalle único.

En ese equilibrio está la clave. Si apuestas por un vestido algo más arriesgado, asegúrate de que tu peinado y maquillajes sean más sencillos, para crear el equilibrio.

¿Qué tendencias de invitada están triunfando entre las mejores amigas de la novia? Este año triunfan los looks monocromáticos y minimalistas pero con algún elemento que convierta el traje en una pieza divertida (alguna abertura o cut out, una joya especial y más llamativa, brillos, etc.).

© Bruna Collection
© Sophie and Lucie
© Redondo Brand

Soy la hermana 

Si eres la hermana del novio o la novia, un look clásico y sencillo (pero a la vez joven) hará que brilles.

¿Te atreves con unos volantes, superposiciones, asimetrías o colores más fuertes? Opta por looks elegantes que tengan algún detalle que aporte originalidad. 

¿Nuestro favorito? Un vestido con una silueta ajustada y corte midi que tenga unas mangas abullonadas o una asimetría, ¡son de las opciones más solicitadas por estas invitadas tan especiales! 

© Silvia Fernández

Soy la prima

En la boda va a estar toda tu familia, así que no querrás llevar un estilismo demasiado estridente o con escotes imposibles, ya que pueden hacerte sentir incómoda. 

¿Has pensado en un look con pantalón? Son tendencia y unos palazzo quedarán ideales y, para evitar coincidir en estilismo con otras invitadas, solo tienes que añadirle algún accesorio y atreverte con un estampado.

© Boüret

Soy la hija

Las bodas o renovaciones de votos de nuestros padres o suegros son motivo de una celebración única, ya que con el paso de los años, cada vez son menos comunes.

¿Por qué no atreverse con un look colorido, alegre, original y acorde con la emoción del momento? En este tipo de bodas no suele haber tanto protocolo y es un gran momento para divertirte escogiendo tu vestido.

© Bouret
© Temperley London


¿Y si no tengo mucha relación con la pareja?

Puede darse el caso de que no nos una una relación muy estrecha con la pareja (quizá somos familia lejana o vamos de acompañantes). En estos casos se recomienda evitar estilismos que llamen demasiado la atención.

Un traje de chaqueta o algún vestido con un corte tradicional y que te haga sentir cómoda pueden ser tus mayores aliados. Hay muchísimas opciones y, al no tener que seguir ningún protocolo, seguro que encuentras alguno que se adapte a tus gustos.

©Zara
Comparte