Suena a campanas de boda en la Casa Real Británica

Pocas horas después de conocer su compromiso, el Príncipe Harry y Meghan Markle han puesto día y mes para su boda. Será la próxima primavera (en mayo) y tal como afirmó en un comunicado la Reina Isabel II, la ceremonia tendrá lugar en la capilla de St. George, dentro de los muros del Castillo de Windsor.

El anuncio del engagement ha sorprendido y alegrado a muchos a partes iguales. Especialmente tras la entrevista que concedieron en exclusiva a la BBC, en la que la periodista elegida para entrevistarlos, hizo de anfitriona perfecta. Se trata de Mishal Husain, famosa por su activismo feminista e hija de inmigrantes paquistaníes.

Durante esta entrevista, el Príncipe Harry se mostró realmente enamorado, dedicándole palabras de amor a su prometida mientras que ella se mostró tranquila y risueña (y muy segura de sí misma). 

El anuncio del compromiso también fue bastante espectacular y muy mediático. Así que, por fin, hay foto oficial de la pareja. Fue delante de los jardines del Kensington Palace, donde pusieron fecha y lugar a su esperada boda. Él más serio y formal (en su atuendo) de lo que nos tiene acostumbrados. Ella, radiante y de blanco, como debe ser una novia.

Y como no hay compromiso sin anillo, éste fue el objetivo de todos los flashes. Y es que ha sido el propio Harry el encargado de diseñarlo. Una sortija de diamantes, dos de los cuales pertenecían a la colección privada de Lady Di. Una imagen y un anillo que dejan fuera de juego a uno de los (hasta ahora) solteros más codiciados del mundo.
Comparte